Columnistas

RUIZCORTINADAS

Por Gustavo Ävila

Muy pronto el pueblo les quedó corto al par de jóvenes inquietos: Fidelillo y al Negro Cruz, a como diera lugar tenian que salir, incluso, el joven Fidel soñaba con ser conductor de ADO, se veia con su camisa almidonada , corbata y conduciendo un poderoso autobus que lo sacara del pueblo.El primero en hacerlo fue Fidel, se trasladó a Xalapa pars continuar sus estudios. El era buen orador, en el pueblo era el presentador favorito de quinceañeras y en la capital del estado alternaba sus estudios en la prepa Artículo tercero con los concursos de oratoria, en los que ademàs de ganar premios en dinero, se fue ganando una buena fama de elocuente jilguero. Eso lo llevó a participar en la campaña política de Don Rafael Murillo Vidal, en la que captó la atención del Presidente del PRI, el Profesor Arriola Molina.Cuando el Licenciado Murillo llegó al Palacio de gobierno (uno de los mejores gobernantes que hemos tenido) Fidel entró como auxiliar en la Secretaría particular, era el responsable de la correspondenvuaFue en ese tiempo que le llegó su gran oportunidad.En el PRI juvenil Roberto El Gallo Palacios había llegado a la adultes y tenía que dejar la silla; había varios candidatos: Leobardo Sartorius, tambien buen orador, apoyado por el poderoso Carbonel de la Hoz, estaba Luis Hernandez Palacios Miron, hijo del Presidente del Tribunal y sobrino de Arriola Molina; pero la balanza se inclinó por Fidel.Ahi me integré, a petición de su hermano Moises; al equipo del Tio; fue un líder muy activo, recorrimos eĺ estado en mi carrito Renault Gordini formando cuadros y le informabamos de todo al líder juvenil nacional Rodolfo Echeverría, sobrino del Secretario de Gobernación.Cuando el destape de Don Luis Echeverria Álvarez como candidato a la presidencia, el PRI estatal acudió en pleno a dar el apoyo a su candidato y no de los oradores fue el joven Fidel, su discurso impresionó al candidato y fue invitado a ls gira presidencial.Continuara