Malas decisiones

0
80

Abriendo Brecha
Malas decisiones
Por: Héctor Saldierna
Lejos de disminuir, la pandemia en México ha tenido resultados no tan positivos como se deseara. El llamado de la autoridad para que las personas se queden en sus casas, sólo ha funcionado de manera parcial porque un gran número de personas siguen sin escuchar el llamado y, para peor, hay quienes ni siquiera creen que exista el virus.
Las conferencias diarias que ha ofrecido el Dr. Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud, han sido muy claras en el llamado y ha ofrecido una estadística diaria sobre el comportamiento de la pandemia.
Ha sido una respuesta eficaz del gobierno federal en el sentido de mantener informada a la opinión pública, aunque hace algunos días el presidente de una Fundación llamada Altruismo, aludió a una instancia oficial para que se suspendieran las conferencias al usar el argumento que había omisiones y contradicciones.
Fue la magistrada Laura Gutiérrez de Velasco Romo quien desestimó el argumento e hizo una amplia narrativa sobre los propósitos que tiene la informativa diaria.
Lamentablemente en el Estado de Veracruz sigue la problemática del contagio e incluso el secretario de Salud en el Estado, Roberto Ramos Alor, ha sugerido que no se visiten a los municipios de Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos y Poza Rica por el elevado número de casos y que ponen en peligro una población mayor.
México se encuentra entre las primeras diez naciones que tienen una estadística elevada en relación al covid 19, aunque con grandes diferencias con Estados Unidos cuyo número llega a 100 mil muertes y en Brasil el número supera los 20 mil decesos.
Sin embargo la falta de cooperación de la población es el factor más importante para cundir la problemática sanitaria. Sólo el confinamiento se constituye en la herramienta más eficaz ante la falta de un medicamento y una vacuna que todavía no se ha diseñado para tan dañina enfermedad que afecta directamente las vías respiratorias.
Los decesos en México casi llegan a los 8 mil y por diversas regiones de la nación se observan muestras de indisciplina de los pobladores que no acatan la sana distancia y prosiguen con sus celebraciones y fiestas, sin importar que podrían ser portadores del letal virus.
Sería muy conveniente que el gobierno del Estado aplicara medidas más firmes para que la población se sujetara a las mismas y adoptara una actitud más responsable. La primera es acatar el ordenamiento de quedarse en sus casas, salvo los casos que sean trabajos esenciales. Y, para decir verdad, también la economía es la que dicta el quedarse dentro o fuera de los hogares.
Quienes tienen la posibilidad económica de quedarse en sus moradas, bien podrían confinarse para evitar contraer la enfermedad o ser portador.
DESAPARECEN FIDEICOMISOS
El gobierno federal instruyó la desaparición de fideicomisos y no hizo una consulta previa. La consecuencia fue que generó molestias profundas. El caso es que en el ramo cinematográfico hablaron grandes personalidades como Del Toro, Iñárritu y Cuarón. Sus argumentos fueron determinantes y la respuesta oficial fue desistir de tal propósito.
El presidente de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, acordó la decisión de dar marcha atrás en los fideicomisos. En Veracruz, en cambio, siguiendo la línea un poco en inercia, se le hizo fácil extinguir el fideicomiso del World Trade Center. No examinó ni siquiera que se estaba trabajando bien, ya era autosustentable y luego de varios años de administraciones fallidas, se estaba haciendo un buen trabajo.
La decisión fue tajante y se acordó su extinción. Ahora pasará a manos del gobierno estatal a través de la Secretaría de Turismo.
Se trata de una mala decisión. Están a tiempo de enmendar ese error y ahora tienen que tener cuidado con las siguientes decisiones. No se trata solamente de seguir un mismo esquema y aplicarlo, porque en ocasiones no se logra el objetivo.
Todo debe consultarse y someterse a un consenso. La tarea pública así lo exige antes de acometer decisiones que después no sean bien sopesadas por la opinión pública.
No todo es malo, sin embargo. El gobierno estatal mediante la fiscalía ya logró capturar a los responsables de la muerte de la periodista María Elena Ferral. Se trata de un buen logro. No es cualquier cosa, porque pasaron muchos años antes que una autoridad hiciera este tipo de investigaciones en medio de una oleada de crímenes contra periodistas y que prácticamente ninguno de ellos se había esclarecido en el caso de Veracruz.
Y hasta la próxima.

Dejar respuesta