Aunque todos fallan por igual, quien comete mayor daño

Por Luis Martínez Wolf

0
29

Barloventeando

Aunque todos fallan por igual, quien comete mayor daño

Ineficacia del IMSS, disfunción bancaria o COVID 19

 

         Para atender asuntos de pago de tenencia vehicular, mi esposa fue a Banco SANTANDER, llegó al banco. a las 12:00 hs. los problemas que enfrentó por causa de la ineficaz atención en el banco fue de dimensiones increíbles, le llevo a mi consorte casi 3 horas resolver un asunto que normalmente realizaba en diez minutos; ¿La causa? La mala atención bancaria, para variar culpan al COVID 19, pues algunos empleados están faltando al trabajo, falso, el problema es la incapacidad del banco para programar sus tareas..

 “Me presenté a la sucursal del Banco Santander de Diaz Mirón y Altamirano. Ahí, como en todas las sucursales, hay 4 filas: una para los cajeros (4) para retirar dinero en ese momento sin gente; otra para los dos cajeros especiales donde se hacen pagos de tarjetas y de servicios en general. Otra fila para pasar a sucursal con ejecutivo, cuando llegué era una fila como de 6 personas. Y otra fila para entrar a ventanilla, donde había más de 40 personas formadas, que, con la sana distancia, salían del edificio. Alguien dijo que habían esperado para pasar hasta 3 horas. Por supuesto, la espera en la calle les enferma.

Pagaría tres formatos del Derecho vehicular de tres automóviles, así que me formé y esperé en la fila de los cajeros especiales. Hice el primer pago, recibí el cambio y el recibo. Hice el segundo y al tercer pago, introduje los datos, el dinero, mil pesos, y que se atora el cajero. Pregunté al joven del banco que organiza filas y orienta a clientes, me dijo que me llevaría con el subgerente para solucionar el problema. Ya dentro de la sucursal, con aire acondicionado y sentada, esperé 15 minutos a que me atendiera el subgerente. Cuando pasé con él, me dijo que esperara un momento y se salió. Yo pensé que estaría arreglando el cajero. Regresó después de 20 minutos y dijo que levantaría el reporte que, desgraciadamente, no me podían regresar el dinero en ese momento, que la operación estaba cancelada. Con el reporte, regresara en una semana ahí mismo con él para regresarme el dinero. Le comenté que mañana vence el pago que estaba atorado. Entonces me dijo que si podía lo pagara con dinero que yo tuviera, pues no había manera de recuperar el dinero antes. Me dijo que me daría lugar en la fila de las personas que van a ventanilla. Le comenté que si podía pagar en el otro cajero especial y me contestó que era exponerme a que se atorara también pues están saturados. Me quejé diciéndole que era un gran contratiempo y que otra persona que no llevara dinero le ocasionaría molestias. Me senté en el lugar 10, pues está organizada la atención en sillas separadas y numeradas. Después de otra media hora más pude hacer el pago en ventanilla con mi tarjeta que afortunadamente llevo. Todo me llevó alrededor de tres horas”

 Yo me quejaba de la mala operación del IMSS que mantenían en la sala de espera a los derechohabientes por largas horas, pero la causa es que les importamos poco los pacientes que requieren de la atención médica, caer en manos del IMSS es condena mortal, lo más insoportable, las largas horas de espera para ser atendido. Lo que le paso hoy a mi esposa coloca en igual postura al IMSS, afirma que el servicio bancario es peor, pues enferma a los clientes del banco por largas y promiscuas filas esperando, se enferman por contagio y van al remate al IMSS, ni a cual irle, diría Sor Juana: ¡Quien comete mayor falta?… yo afirmo que ambos IMSS y Bancos. ¡AGUAS!    Junio 30 de 2020

lwolf1932@gmail.com    Luis Martínez Wolf    Lic. Ma. de los A. Rosas Caraveo

Dejar respuesta