Sin empleo, salario y prestaciones

0
27

Sin empleo, salario y prestaciones.

CRECE DESASTRE ECONÓMICO.

Por Rafael Arias Hernández.

Más pobres, inseguros, aislados y aterrorizados. Siguen y aumentan, crisis económica, financiera e institucional.

Agradezco su tiempo a mis contados y pacientes lectores. De ellos, el estimado y reconocido maestro José Pablo Robles,  quien señala la importancia de la crítica constructiva y llama la atención de aspectos determinantes, que con frecuencia abordo,  vinculados con las causas de la difícil situación gubernamental y social que se padece, particularmente en el sector salud.

Creo que vale la pena adentrarse al tema, porque literalmente es asunto de vida y muerte.

Así que, si me lo permiten, en la próxima entrega regresaremos al sector salud.

Fortalecer diálogo y debate es parte del gran reto en el ejercicio de la comunicación responsable.

GOBIERNOS DE DESEMLEO, POBREZA E INSEGURIDAD.

Ahí están los hechos, del hoy y aquí.

Como parte de la crisis económica heredada, el Gobierno del Estado de Veracruz, recibió  752, 659 empleos formales registrados en el IMSS, en diciembre del 2018.

Para abril del 2020, se reportan 744, 520.

Luego entonces, crece tamaño del daño. Se han perdido a esta fecha, 8,139 fuentes de trabajo, lo cual sin duda contribuye al desempleo.

Debe señalarse que las variaciones mensuales son diferentes, a veces aumentan y a veces disminuyen, pero en general el esfuerzo ha sido y es insuficiente. Las becas y subsidios oficiales son importantes respuestas, muchas de emergencia o contención, pero también insuficientes. En todo caso, unas y otros, requieren fuentes de sustentación o financiamiento, de fiscalización y evaluación.

En Veracruz,  como en muchas partes del país,  desde diciembre de 2018, persisten tanto la insuficiencia en la creación, como la pérdida de fuentes de trabajo existentes. Además, prevalecen los bajos salarios e ingresos, y la falta de prestaciones sociales.

Habría que tener en cuenta que el crecimiento de población, concretamente la de 15 años y más, genera  una demanda de empleo de 59, 939 plazas  al año, según la encuesta de ocupación y empleo, ENOE 2019.

Así que, Veracruz exige casi 60 mil nuevas plazas al año, más las necesarias para  rezagos acumulados no atendidos.

Oportuno comentar que,  en la entidad se localizan casi 2 millones 320 mil ocupados informales.

Veracruz de informales, dos de cada tres trabajadores sobreviven como pueden. La tasa de informalidad laboral ya es de 67.6%.

Además, en cuanto a población ocupada y tamaño de unidad económica, por un lado   720,846 son del agropecuario (20.9%). Y, por el otro,  2, 476,920 son del no-agropecuario, (72.1%), esto es servicios, comercio, industria, gobierno, etc.

Así,  estos 2.4 millones no agropecuarios, a su vez, se dividen en:

1,530, 640 microempresarios.

356,318 pequeños negocios

155,764 medianos.

117,764 grandes.

139,400 gobierno.

Veracruz,  de  microempresarios y pequeños negocios,casi 1.9 millones. Tiene 3  de cada 4, en el ámbito no-agropecuario.

Y además, el que más crece, en 2020, es el de Gobierno, con 27.5%  respecto al 2019, que tenía 109,181, al mismo mes.

Importante insistir. No se crean suficientes fuentes de trabajo, ni siquiera para reponer las existentes; eso sí, se pierden más  y, lo que es peor,  no se entiende ni se atiende y mucho menos prevé,  la Economía y las finanzas públicas que, por los efectos de la pandemia, sufrirán  deterioro y trastorno  mayores, ocasionando más pobreza, marginación , inseguridad e inestabilidad.

Veracruz de bajos salarios. El empobrecimiento sigue. Casi  2.2 millones, el 64 %, dos de cada tres de población ocupada, solo reciben hasta dos salarios mínimos.

Básicamente porque están aumentando los de un salario. Y a su vez, están disminuyendo los de salarios mayores.

Solo, 502 mil, el 15%, recibe de dos a cinco salarios.

Y solo aproximadamente  59 mil, el 1.7 %, recibe más de cinco salarios.

Veracruz trabajador. Más de 971 mil, 28%, tienen jornadas de 48 horas o más. 1 de cada 4 trabajadores, a tiempo máximo.

Veracruz, sin acceso a instituciones de servicios de salud, pues  2.4 millones de población ocupada (73%), así se reporta. Solo  932 mil, se registran con acceso. Casi 3 de cada 4, sobreviven  sin esta prestación básica, según la misma ENOE2020.

Veracruz de pobres. Recuérdese que para 2018, de acuerdo a CONEVAL, mucho antes de la pandemia, se detecta en pobreza, poco más de 5 millones,  el 62%, casi 2 de cada 3 veracruzanos. De ellos, más de 1.4 millones en pobreza extrema, 17%.

Veracruz de bajos ingresos. Y en cuanto al concepto de población con ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos, se tienen 5.6 millones, casi el 68%. Y en  línea de pobreza extrema por ingresos, se encuentran 2.6 millones, el 32%.

Altamente recomendable el análisis, del Informe de pobreza y evaluación 2020, del CONEVAL que, sin duda será actualizado, ante los efectos de la pandemia,  que causa y  pronostica una pobreza mayor. Regresaremos al tema.

https://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Documents/Informes_de_pobreza_y_evaluacion_2020_Documentos/Informe_Veracruz_2020.pdf#search=estado%20de%20veracruz%2C%202019%20Y%202020

En fin. Sin duda, es un enorme y complejo reto, entender y atener la problemática presente. Pero además, imposible olvidar o minimizar que ante hechos y resultados, se hacen evidentes y en aumento, tanto  ineptitud y corrupción, como ineficiencia y delincuencia gubernamentales. Esto es,  urgente e imprescindible gobernar al gobierno, en los hechos y resultados.

Cambio real y no simulado de hábitos, costumbres y prácticas políticas, tanto en el gobierno como entre los ciudadanos y la sociedad en general. Eficiencia contra negligencia, responsabilidad frente a complicidad. Organización y capacidad de respuesta y previsión, contra desorden, debilidad institucional e improvisación.

No hacerlo o hacerlo mal, alienta problemas y  conflictos sociales.  Participar y evaluar, permite soluciones y más oportunidades.

Hasta hoy, Veracruz y México, siguen convertidos en destacados exportadores de pobres, que al no encontrar oportunidades, se ven obligados a emigrar, para poder enviar remesas a sus familiares. Ellos, los pobres exportados, sostienen el más importante programa social de ayuda y apoyo a los pobres, 36 mil millones de dólares al año.

Con más desempleo, y falta de oportunidades crece crisis económica y financiera: y también inseguridad, corrupción e insuficiencia gubernamental.

A diario, en los hechos, el esfuerzo mayor es de las y los veracruzanos.

 

-Académico. IIESESUV  Twitter@RafaelAriasH, Facebook:Veracruz HoydeRafaelAriasH

 

Dejar respuesta