Columnistas

La “estulticia” como forma de gobierno

Por: Luis Ramírez Baqueiro

Astrolabio Político

“Los tontos no aprenden por la lógica, sino por las malas experiencias.” – Demócrito.

Es innegable que el actual régimen político – ese llamado la 4T- se ha logrado asir del poder a base del hartazgo social producto en parte por un gran desconocimiento de la cosa pública, pero, sobre todo, por esa actitud social de dejarse llevar por la entraña y no por la reflexión a la hora de elegir a sus autoridades.

Una muestra evidente de esa forma de hacer gobierno, que raya en la “estulticia” queda evidenciada al mirar los desatinos en todos los rubros de las actuales administraciones emanadas de Morena.

Si hablamos del Gobierno Federal, basta con tener un par de ejemplos, el primero desmantelar brutalmente el Sistema Nacional de Salud y crear una especie de monstruo –tipo Frankenstein- que sin pies, ni cabeza, enmendado por todos lados, simplemente no camina, no avanza, y por el contrario evidencia el total y brutal desaseo con el que se pretende manejar, realizando licitaciones y contratos a modo, para favorecer a grupos identificados claramente con el régimen, contraviniendo en todo momento con los mismos preceptos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El otro ejemplo, cae como diría el Ejecutivo Nacional, como anillo al dedo, al desaparecer el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) con el que se hacía frente a las desgracias provocadas por eventos naturales, que apoyaban en todo momento a las comunidades para su reconstrucción.

Criticadas por la forma en cómo se manejan esos recursos, la realidad es que la respuesta era inmediata, le guste o no al actual gobierno, hoy, por el contrario, la respuesta pretende ser obtenida y canalizada vía la sociedad civil, instalando mesas receptoras de apoyos, esperanzados en que la población solidaria se vuelque a intentar apoyar a la población en desgracia.

Lo lamentable de ello, es cuando se confirma que el Gobierno Federal, destina recursos y material necesario en momentos de desgracia a naciones hermanas, priorizándolas por encima del pueblo de México, que, en desgracia, no recibe ni una despensa, mucho menos colchonetas, o enseres para recuperar la normalidad.

Así cuando observamos al presidente de México, López Obrador, nos cuestionamos si está más cerca de ser uno de sus famosos héroes que tanto señala, o en realidad ser ejemplo de la antítesis de la democracia.

Y es que al menos, su administración se ha encargado de ser totalmente opuesta a su versión de democracia, cuando por todos lados se sabe que emplea la persecución política para acabar con la oposición recalcitrante.

Empleando a la justicia como instrumento para castigar a sus opositores, la lista de presos políticos y perseguidos políticos crece y se vuelve cada vez más evidente.

En Veracruz, el presidente López ha encomendado esa tarea a un grupo de personajes que han mostrado ser verdaderos ineptos del manejo gubernamental, que han evidenciado su falta de tacto político, y por mucho han demostrado hierro tras hierro su incapacidad para generar paz y orden social.

El más claro ejemplo lo ha confirmado con la detención y retención ilegal del diputado federal electo, Rogelio Franco Castán, al que por todos los medios habidos y por haber, lo mantiene retenido y preso, sin justificar legalmente sus presuntos actos, todo por temor a que se le compliquen los escenarios locales, sabedores que el personaje, fue el fiel de la balanza para desbancar al PRI del gobierno en su momento, y podría haberlo hecho de igual manera a mitad de sexenio, en el pasado proceso electoral.

Para evitarse esas suertes, este grupo de brillantes funcionarios públicos han escuchado el canto de las sirenas de personajes que son peor que el beso del diablo, a quienes, por prestar oídos, pronto se les habrá de caer el espíritu, de tan ilegales y absurdos han sido sus argumentos.

Una de esas noticias que les robaran precisamente la tranquilidad a estos estultos funcionarios se las dio el Consejo General del INE este lunes, al confirmar que se desarrolló el cómputo final de la elección de diputados federales por el principio de representación proporcional y se asignaron las 200 Diputaciones a los partidos políticos nacionales.

En un hecho histórico sin precedentes en el país y después de una lucha de meses finalmente el INE reconoce a Rogelio Franco Castán como Diputado Federal, quien está privado de su libertad desde el mes de marzo de este año.

Así el INE envió a la Cámara de Diputados las constancias de mayoría de los nuevos legisladores por el periodo 2021-2024 y para infarto de los funcionarios estatales, ¿qué cree? Franco Castán va en la lista.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx