Adopta no compres

0
34

ANIMALIA

Adopta no compres

MARICARMEN GARCÍA ELÍAS

Adoptar una mascota trae más beneficios que desventajas y es una cultura que deberíamos implementar como una sociedad más compasiva. Debemos saber que detrás de la compra de un perro de raza hay una perra que está siendo explotada y usada únicamente como maquina reproductora y llenándole los bolsillos a personas que ven en la crianza de perros un modo de vida.

Pero antes de pensar en tener una mascota en casa hay que tener bien claro si en verdad podemos cuidarla, si tenemos el  espacio adecuado para ella, si le tendremos paciencia para educarla y si tenemos el dinero para su alimentación y cuidados médicos, entiéndase vacunas y desparasitación por lo menos. Si la respuesta a todo eso es sí, podemos tenerla pero si la respuesta es no,  mejor ni pensar en tenerla pues por eso  es que la mayoría de perros que son comprados en un criadero o en una tienda de mascotas acaba en la calle.

Una mascota no planeada corre el riesgo de sufrir abandono y maltrato intencional o por ignorancia porque aunque parezca sencillo tener un animal de compañía implica paciencia, amor, dinero y sobre todo es un compromiso para toda la vida del animal, hay personas que con los años desarrollan hartazgo hacia su mascota ya sea porque ésta es viejita y ya no ve, ya no tiene actividad, ya le salieron tumores si no fue esterilizado(a) o cualquier enfermedad propia de la edad, es entonces cuando ya no la quieren y la echan a la calle.

En otros casos las crías indeseadas suponen en el dueño un enojo brutal tirando los cachorros a la basura o echando a la madre a la calle cuando la culpa es de él por no haber esterilizado a la perrita o gatita. En México, no hay un censo oficial del número de animales de compañía que existen, Según una encuesta de Consulta Mitofsky, aproximadamente 58 de cada 100 viviendas tienen al menos una mascota, también la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies estima que hay alrededor de 28 millones; es decir, uno por cada cuatro habitantes, de éstos, cerca de 18 millones son perros, de los cuales sólo 30% tiene un hogar, lo que significa que alrededor de 12.6 millones se encuentran en las calles.

Y ante tanto perrito en la calle, antaño las autoridades creían que la solución era sacrificarlos y se hacían redadas en el estado pensando que con eso ya se acababa el problema pues el argumento de ellos era evitar zoonosis (cualquier enfermedad que de manera natural es transmisible de los animales vertebrados al hombre) y el de los defensores de animales proteger la vida, afortunadamente hubo pensamientos progresistas tanto de autoridades como de activistas y nació la Ley Estatal de protección Animal que prohíbe estas prácticas en Veracruz y hoy en día en casi todos los estados de la República existen también leyes que protegen a los animales de los sacrificios masivos y las perreras dándoles la oportunidad de ser adoptados pero además contemplando campañas de vacunación y esterilización para animales con o sin dueño evitando zoonosis  .

Las ciudades más desarrolladas del mundo han seguido este esquema para  combatir la sobrepoblación canina y felina: esterilizar y promover campañas de adopción. Por lo tanto al adoptar  contribuimos a darle una oportunidad de vida a un animalito que lo necesita, no importa si es de raza o no y evitaremos que más animales sigan siendo maltratados en las calles, en las perreras o en los criaderos,  adoptar siempre será un acierto que llenará nuestros hogares de alegrías incontables. gaem80@gmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here