0
211

Como una grata experiencia describe Elizabeth Morales su recorrido nocturno hasta el glaciar del Pico de Orizaba. “Este fin de semana viví una de las experiencias más bonitas de mi vida aunque algo difícil. Junto con mi hermano Mario Alejandro Morales García y Palms Pal bajo la guía de Gladys Dm Aguirre subí al glaciar del Pico de Orizaba. Comenzamos a caminar a las 12 de la noche del sábado, con temperaturas de 8 y 12 grados bajo cero; llegamos al glaciar a las 5:56 de la mañana y bajamos ya que el sol había salido, fueron casi 11 horas de recorrido . Por momentos interminable, con los dedos congelados y las piernas a todo esfuerzo. Difícil soportar el frío durante tantas horas pero a fin de cuentas ¡lo hicimos! Hoy estoy un poco adolorida pero feliz. Hermano y Palms ¡lo logramos! Gladis ¡gracias!”

Dejar respuesta