¡“El miedo del poderoso…”!

Por Alfonso Mora Chama

0
54

Espacio 13

  

*Mientras existan periodistas valientes y responsables,

   el poder estará vigilado y la sociedad defendida…

 

“Dejemos que se llamen periodistas esos improvisados y vanidosos que sorprenden a los políticos y no le escriben ni a su madre”

 

Por Alfonso Mora Chama

 

    Lo sosteníamos esta mañana en el ameno diálogo con el brillante y acertado  columnista Martín Quitano Martínez, que estamos viviendo del gobierno morenista cosas buenas y malas, del acarreo descarado quizás ignorado por el propio Andrés Manuel López Obrador, lo cual sería imperdonable que no lo supiera cuando el Presidente de México, debe ser uno de los mejores enterados de lo que sucede en su reino…y si fue quien ordenó la concentración mediante el acarreo, cuidado, es peligroso.

    El papel de la prensa en México en estos precisos momentos es de incertidumbre y lo mencionamos en nuestra columna de ayer, nos movemos dentro de una redefinición, de nuevos y obligados métodos y ajustes sin la validez de la prensa escrita e impresa, el de renovarse o morir como ha sucedido con muchos que tuvieron que guardar la tinta y el papel en las bodegas, y lo sostuvimos: estamos salpicados de incertidumbre.

 Martín Quitano se presta y acepta el diálogo, tanto así que nos acompañó al programa número 37 de Periodistas Unidos de Coatepec, como integrante e interesante corriente de opinión, pudimos o no estar de acuerdo con lo manifestado por el ex regidor de Coatepec, y ex director de la Editora del Gobierno del  Estado, pero eso habla de una libertad de manifestación de las ideas.

   Llegamos al tema del papel de la prensa ante los que ostentan el poder. Hemos sido repetitivos en cuanto a que a los políticos les conviene mantener una prensa dividida y lo hacen quedándose con quienes los halagan y resultan fáciles para sus maquiavélicos fines…

    Desde ahí la maldad de la prensa con su entreguismo y sin la crítica y como decía Juan Luis Cebrián, presidente del diario El País en España, “mientras existan periodistas serios el poder estará vigilado y la sociedad defendida…lamentándose que no entiendan que el periodismo es el mejor oficio del mundo, retomando las palabras de Gabriel García Márquez.

   El verdadero y autentico periodista, miente. Cierto…miente a su familia, a la esposa, a los hijos con la finalidad de protegerlos y en la frase anónima que por las redacciones circulaba – cuando existían y se convertían en sitios de camaradería y convivencia con reporteros y fotógrafos – “no le digan a mi madre ni a mi novia que soy periodista, ellas creen que soy pianista en un burdel”.

   Vamos pues, el reportero no debe temerle jamás al poderoso, quien debe tenerlo es el alcalde, el regidor, el diputado, el senador, dijo en una ocasión Cebrián: “¿Miedo? Mira, chaval, cuando lleves un bloc y un bolígrafo en la mano quien debe tener miedo es el alcalde de ti”. Una frase que le ha acompañado en su vida profesional y que asoció al miedo del poderoso a perder la influencia, los privilegios y la impunidad. “El único medio que el mundo actual posee para mantener a los poderosos a raya, para conservarlos en los márgenes de ese saludable miedo, es una prensa libre, lúcida, culta, eficaz, independiente. Sin ese contrapoder, la libertad, la democracia, la decencia, son imposibles”,

     A un lado los periodistas sumidos que aceptan las injusticias y el maltrato de los poderosos, sin rebelarse y arrodillados reciben migajas por un trabajo honesto, honrado y justo…es tiempo de cambiar, unidos para reivindicar ese periodismo valiente, de combate y libre que mire con la postura firme y alegre hacia el futuro…a la fregada la presión del poder…somos fuertes y vamos a demostrarlo.

  Al menos esta es la postura en Periodistas Unidos…sin claudicar.

Dejar respuesta