Xalapa inexistente y transmutada

Por Romeo González Medrano

0
105

DESPERTAR A TIEMPO

Por Romeo González

La ciudad de XALAPA de hace cuarenta o sesenta años sesenta, simplemente desapareció. La mega expansión territorial que hoy representa este asentamiento humano, redujo a nostalgia literaria “la Ciudad de las Flores”  también portadora del título de “la Atenas Veracruzana” . Hoy “Xalapa y Zona metropolitana” comprende más de un millón de habitantes asentados en los municipios de Acajete, Tlalnelhuayocan, Coatepec, Banderilla, Emiliano Zapata, Rafael Lucio y Xalapa. Por todos lados del quehacer gubernamental aflora la contradicción convertida en conflicto entre localismo municipal y la visión y soluciones regionales, intermunicipales,  metropolitanizadas o como se quiera llamar a un modelo que articula estrategias regionales. Lo sepan o no sus habitantes y autoridades, los enormes retos hidrosanitarios, de interconexión y movilidad, seguridad pública, residuos sólidos, servicios básicos, vivienda, infraestructura, uso racional del suelo y preservación de los recursos naturales, pertenecen al ámbito intermunicipal y regional. De esta transmutación espacial, importa destacar en primer lugar algunas de las consecuencias ineludibles:

  1. El deterioro ambiental, la perdida de capital natural y el grado de deshumanización de la naturaleza de esta región, en resumen, indica que en estas décadas recientes se profundizó la insostenibilidad de Xalapa y de toda la región.
  2. En segundo lugar, que no existe ni existirá presupuesto público municipal, estatal y federal suficiente para financiar el costo de lo que se haga para revertir el caos, la disfuncionalidad, riesgos y vulnerabilidad en el uso del suelo, la irracionalidad en todas sus formas y la atención de demandas sociales crecientes de todo género.
  3. En tiempos de insuficiencia presupuestal y de austeridad republicana, la administración pública que se deriva de nuestra división política, en la práctica, por lo menos, resulta obsoleta y plagada de obstáculos a la acción planificada de base científica. Un ejemplo más que claro aunque no el único, es el del relleno sanitario como parte de un sistema de gestión integral de los residuos sólidos. A este respecto, desde hace 20 años, en el gobierno de Miguel Alemán ya se abordaba el enfoque regional. La localización de terreno sustentable y la negociación intermunicipal fue la etapa infernal. Nadie quiere la basura cerca. Hoy es obsoleto e irresponsable hablar de otro enfoque que no sea el de relleno regional.

Nos guste o no, se admita o no, lo cierto es que hace rato que esta realidad en la que habitamos más de un millón de seres humanos, (semejante a lo que pasa con Poza Rica, Córdova, Coatzacoalcos y demás ciudades medias de Veracruz) ESTÁ FUERA DE CONTROL que, dicho sea de paso, es otra de las consecuencias del reduccionismo del papel del Estado derivadas de las políticas neoliberales impuestas a México por décadas y desde los organismos financieros internacionales. Las consecuencias están a la vista.  Mediante reproducción incontrolada, semejante al cáncer, así se manifiesta hoy el crecimiento urbano de Xalapa metropolitana. Le llaman “metástasis” a la expansión incontrolada de células y no exagero al llamar con semejante concepto a lo que viene ocurriendo con Xalapa y municipios circunvecinos. En conclusión, sin planificación regional de base científica y acción participativa y concertada entre todos los actores, no hay ni habrá recurso ni esfuerzo que alcance y todo lo que se intente hacer se reduce a paliativos y palos de ciego que deja intactos los problemas estructurales derivados de la falta de una verdadera planeación.  Ahora que el alcalde de Xalapa Hipólito Rodríguez presente su Segundo Informe de Gobierno se verá cual fue el incremento en obra pública, se verán los avances en transparencia y rendición de cuentas, las economías y la optimización del gasto público así como la trascendencia de la política cultural aplicada. También se verá (para el que no se niegue a ver) la persistencia del rezago social acumulado de años, lleva su propio ritmo de crecimiento anual. Así, para cuando se introduce un kilómetro de la red de agua potable y drenaje ya aparecieron las necesidades de 2 o 3 kilómetros más, para cuando se regulariza parcialmente una colonia, aparecen 4 o 5 nuevas colonias irregulares, para cuando se tapan 100 baches ya aparecieron 1000 más . Los gobiernos del PRIANISMO lo sabían perfectamente por eso “la sustentabilidad” de sus políticas siempre se quedó en discursos, estudios y planes de adorno mientras sus programas de obra respondían a enfoques reactivos, coyunturales y/o a proyectos políticos personales o de grupo.  Hoy el ayuntamiento de Xalapa parece asumir la hazaña evadida de la planificación y, en coordinación con el gobierno del estado y el federal da el primer paso que consiste en dotar a Xalapa y la región de un Programa de Ordenamiento Territorial de la Zona Metropolitana 2020-2035  sustentado y consensuado que sustituya al programa obsoleto de hace más de 20 años. “ es la primera vez que se trabaja en un análisis de esta escala “ expresó la Arquitecta América Carmona Directora de Desarrollo Urbano de Xalapa; por su parte el especialista en la materia y subdirector de planeación Arq. Rafael Alberto Palma Grayeb, hizo una presentación amena y didáctica para el público tan diverso que asistió a la consulta ciudadana efectuada en el teatro J.J. Herrera. Es de esperar que con mejor respuesta ciudadana continúen las consultas .  A esta primera reunión asistieron casi 70 representaciones de diferentes sectores de la sociedad (académicos, de las facultades de economía, comercio arquitectura, derecho ONGs, asociaciones civiles, colegios, jefes de manzana, etc) Previamente se efectuaron reuniones con regidores y con todos los funcionarios públicos del Ayuntamiento. Paralelamente se iniciaron otras del Dr. Hipólito Rodríguez con los alcaldes de la región. Con el gobierno de estado se ha firmado el convenio de coordinación. La urgencia de contar con el nuevo programa es que se requiere como base para la elaboración de proyectos prioritarios para la región y de cuya oportuna disponibilidad depende la gestión de recursos presupuestales procedentes del Fondo Metropolitano. Si no hay proyectos debidamente sustentados no habrá dinero federal extraordinario, opción que apremia considerando que en 2020 el gasto federal a los estados tendrá una caída de casi 4%.  Queda claro que el proceso con el que se inicia la elaboración del nuevo Programa de Ordenamiento Territorial de la Zona Metropolita transitara sobre dos rieles, uno de carácter técnico-científico-normativo y otro de inclusión, participación y concertación. Este ultimo es el que comprende la gobernanza. El reto técnico se afronta con especialistas y estudios científicos de muy diversa índole, el reto de gobernanza es esencialmente político y pone a prueba la capacidad de diálogo y concertación con los múltiples, conflictivos y diversos actores institucionales, sociales y económicos cuyos intereses confluyen en un mismo territorio y no siempre en armonía.  Perseverar sobre estos dos rieles fue la hazaña que jamás quisieron asumir las anteriores administraciones. Veremos que pasa ahora.

Dejar respuesta