Entre cánticos y rezos sepultan al cardenal Sergio Obeso en Catedral de Xalapa, Veracruz

0
73

Entre cánticos y rezos fue sepultado en la catedral, Sergio Obeso Rivera, cardenal y arzobispo emérito de Xalapa. A su misa acudieron cientos de fieles y católicos para estar en su despedida.

La misa fue presidida por el arzobispo Hipólito Reyes y Norberto Rivera Carrera, Cardenal emérito arzobispo primado de México, quien también fue acompañado por obispos y arzobispos que vienen desde Estado de México, Querétaro y Veracruz.

En la ceremonia también se pudo ver al ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, quien llegó acompañado por el ex secretario de gobierno, Rogelio Franco. La noche del lunes, acudió a los velatorios el secretario de gobierno, Erick Cisneros, quien presentó sus condolencias y dijo que el gobernador buscaba espacio en su agenda, sin embargo solo envió a un representante.

El primer cuadro de la ciudad fue cerrado por un operativo de tránsito, pues en la explanada de la catedral colocaron sillas y pantallas para que los feligreses siguieran la ceremonia.

Durante la misa, Reyes Larios inició la misa diciendo “¿ Quién no le debe un favor al Cardenal?, era tan humilde y bondadoso que a todo decía que si , sacaba su libreta y anotaba y recibía”.

“Si hay un obispo muy querido por sacerdotes, laicos y obispo ha sido Don Sergio, casi todos coincidimos en su humildad y sencillez “, dijo.

Una de las sobrinas del Cardenal tomó la voz para decir que “Dentro de las altas responsabilidades que la Iglesia te encomendó, a tu decir, inmerecidas, pero a decir de todos como un reconocimiento de tus capacidades para ser sacerdote, guía espiritual y consejero, catedrático y director del seminario, gran lector de la historia, tu conocimiento por apreciar la música clásica de los grandes, excelente mensajero, cabeza de la diócesis de Papantla y arquidiócesis de Xalapa, líder apreciado”.

Recalcó que Obeso disfrutaba de los recorridos por carretera en un sencillo vochito, las cenas de navidad, las excursiones al Pico de Orizaba y el Cofre, las comidas en la cabaña, “No dejo de agradecer a Monseñor Hipólito, el gran cariño que le tuvo al tío Obispo”.

Entre los asistentes estuvieron: Lo encabeza Gonzalo Alonso Calzada, obispo de Tehuacán; Mario de Gasperín, obispo emérito de Querétaro; Eduardo Cervantes Merino, de Orizaba; Ramón Calderón Batres, emérito de Linares; Lorenzo Cárdenas Aregullin, de Orizaba; Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, emérito de Veracruz; Salvador González. auxiliar de México; Roberto Domínguez, de Ecatepec; Roberto Carlos Briseño Arch, de Veracruz; Domingo Díaz, de Tulancingo; Marcelino Hernández, de Colima; José Rafael Palma Capetillo, auxiliar de Xalapa; Trinidad Zapata Ortiz, de Papantla; Rutilo Muñoz Zamora, de Coatzacoalcos; Fidenio López Plaza, de San Andrés Tuxtla; Egelberto Rodríguez, delegado del Cardenal de Guadalajara, Víctor Martínez.

 

Dejar respuesta