Neoliberalismo y crimen organizado

0
49

Abriendo Brecha

neoliberalismo y crimen organizado

Por: Héctor Saldierna

Una de las preguntas más inquietantes que nos hemos hecho en los últimos años es el por qué ha detonado la delincuencia organizada en el país, por qué no se ha combatido eficazmente y por qué el Estado ha sido prácticamente omiso en esta misión.

En un análisis que han hecho el economista Andrés Barreda y el periodista Luis Hernández Navarro tal vez podríamos tener una explicación.

Indican que el neoliberalismo no puede existir sin el crimen organizado. No se trata de una anomalía, sino un engranaje más para la ganancia extraordinaria.

El neoliberalismo impuso una forma de acumular capital que jamás se había visto, ni con la intensidad y la sistematicidad que empezó desde la década de los 80 en el país, refieren el economista de la UNAM y el periodista en charla con el sitio Pie de Página.

Lo califican como la acumulación de capital salvaje, de la manera que sea y en cuya complicidad se encuentra el crimen organizado.

Utilizan también los términos de sobreexplotación, precariedad en el trabajo, outsourcing, masificación del trabajo infantil, del trabajo femenino, de la destrucción de sindicatos, entre otros.

También significa la depredación de la naturaleza, de lagos, de ríos, y muchos etcétera.

Sin duda, se trata de una interesante aportación y que brinda luces sobre uno de los grandes problemas que ha tenido, no sólo México, sino varios países del orbe en donde el neoliberalismo ha abusado de manera extraordinaria y se ha pronunciado por un estado debilitado y actuar de manera impune y sin castigo por tanto daño infligido a la humanidad.

En los últimos sexenios, coincidentes con la etapa del neoliberalismo, hemos observado cómo ha crecido el crimen organizado, cómo ha aumentado la delincuencia oficial y cómo los gobernantes han dispuesto del erario público para desaparecen miles de millones de pesos a través de empresas fantasmas y, lo peor, sin recibir castigo. La impunidad ha sido el signo distintivo de este tipo de ilícitos.

Esto nos debe servir de muestra y buscar la manera de remediar esta difícil problemática. Tiene que ver también ahora con la nueva visión gubernamental y que sea el Estado que ejerza un auténtico estado de Derecho y que se sigan impidiendo crímenes atroces contra la sociedad.

EL CASO DE GRUPO MÉXICO

En este contexto, urge que las autoridades respectivas asuman una actitud más enérgica y hagan pagar los daños que ha ocasionado la empresa del Grupo México que hace unos cuantos días derramó cientos de miles de litros de ácido sulfúrico hacia el Mar de Cortés.

Años antes, Grupo México contaminó varios ríos de Sonora que ha provocado afectaciones y enfermedades a miles de pobladores de esa entidad, sin que  haya sido sancionado fuertemente.

El titular de la SEMARNAT, Víctor Toledo, indicó  que ante tantas anomalías cometidas por esta empresa de Germán Larrea es factible que sean canceladas sus operaciones. ¡Algo tiene que hacerse ante tanta impunidad!.

PROMOVER LIMPIEZA EN PLAYAS

Hace unos días tuvimos la oportunidad de observar a una persona que llevaba varias bolsas de basura. Nos comentó que las levantaba porque le daba mucha tristeza observar cómo la gente tira sus desperdicios sin ningún rubor y contamina gravemente la playa.

Se trata de Carlos Buendía, piloto aviador de profesión, quien hace la sugerencia que el ayuntamiento de Boca del Rio debería de cobrar una cantidad de dinero para ingresar a la playa y otorgarle unas bolsas.

Una vez que se retiren, mostrar que llevan su basura para colocarla en el lugar respectivo y, entonces, se les regresaría el dinero aportado.

No es mala idea.  Y es verdad que las playas de Boca del Río, sobre la avenida Vicente Fox, lucen sucias a consecuencia de los malos hábitos de las personas. Es conveniente que se concienticen y no dejen basura en el área.

 

Y hasta la próxima.

 

Dejar respuesta