Nueva York vota contra la mariguana recreativa

0
44

El empujón para legalizar el uso recreativo de la marihuana en este estado ha fallado después que los líderes estatales no alcanzaron un consenso sobre algunos detalles clave en los días finales de la sesión legislativa, reportó la Agencia Associated Press.

La senadora Liz Krueger, una demócrata de Manhattan y la patrocinadora principal de la iniciativa de legalización en su Cámara, confirmó este miércoles que su propuesta no pasaría este año.

“Después de meses de negociaciones y conversaciones… nosotros dimos grandes pasos”, dijo en un comunicado. “Estuvimos muy cerca de pasar la línea de meta, pero nos quedamos sin tiempo”, reconoció la legisladora.

Aun cuando la legalización para el uso recreativo de la marihuana recibió gran apoyo y tiene gran popularidad en el estado, los legisladores no pudieron ponerse de acuerdo en detalles como en qué, se gastarán los ingresos fiscales que se obtengan, si deben eliminarse las condenas anteriores y si las comunidades locales quieren y pueden acoger los sitios donde se expendería.

Quienes apoyan esa iniciativa tenían la esperanza que el cuarto estado con más población de la Unión Americana pronto se uniría a la creciente lista de estados donde es legal la marihuana para fines recreativos. El fracaso de la iniciativa genera un significativo disgusto. Ahora los partidarios se enfocan en el próximo año, un año electoral, en que la legalización podría ser un fuerte desafío político.

Kevin Sabet, miembro de Enfoques Inteligentes a la Marihuana, una organización contraria al empuje para su legalización, estimó que este proceso se llevará años, y adelantó que durante la elección no se tocará el tema porque las tiendas de venta de este producto son impopulares en las localidades donde se ubicarían.

Sin embargo, el activista estipuló que el grupo apoya la despenalización de la marihuana.

Melissa Moore, legisladora estatal para la Alianza Política para las Drogas, dijo que los legisladores perdieron una oportunidad de que haya más captación de impuestos y decenas de miles de nuevos empleos por no aprobar la propuesta. La que pudo generar dividendos económicos para el estado, en lugar de eso –dijo-, se decidieron por mantener la situación igual.

Algunos simpatizantes esperan que se logre aprobar una reforma más modesta que incluya eliminar las penas por la posesión de marihuana y que se cree un proceso para que quien tenga antecedentes penales por este motivo, puedan eliminarse.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien propuso su propia legislación el pasado enero, dijo que él apoyaría la no criminalización por el uso de marihuana.

Bajo la actual legislación, aquellos que sean sorprendidos con pequeñas cantidades de marihuana son sujetos a multas y sin cargos por delitos menores. Pero actualmente la policía puede hacer arrestos cuando haya gente fumando marihuana en público, lo cual dicen, comúnmente es usado como recurso para arrestar a jóvenes pertenecientes a minorías étnicas.

“Las comunidades de color han sido desproporcionadamente impactadas por las leyes que rigen la marihuana por largo tiempo, y esto tiene que terminar”, dijo Cuomo en un comunicado, “el momento de actuar es ahora”, urgió.

En ese mismo sentido, Pilar de Jesús expresó su frustración de que los demócratas no pudieran lograr la aprobación porque la marihuana ha sido usada para criminalizar a la gente de color durante décadas. “Necesitamos parar de arruinar vidas con esa prohibición”, solicitó.

El llamado plan “B” podría ampliar el acceso al programa de marihuana medicinal y además se busca impulsar la industria del cáñamo en el estado.

Los estados que ya se enfilan hacia la legalización recreativa son Illinois, es el décimo primer estado en aprobarla; dos vecinos de Nueva York, Massachusetts y Vermont ya trabajan en el mismo sentido.

Dejar respuesta