El “cuestionado” gobierno de Cuitláhuac García

0
98

Místicos y Terrenales

  • El “cuestionado” gobierno de Cuitláhuac García
  • Entre los 10 gobernadores peor calificados del país
  • La transformación que todavía no llega a Veracruz

 

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

El Gobernador Cuitláhuac García (¿se quejó?, ¿presumió?) dijo ser el gobernador más cuestionado en entrevistas banqueteras de los últimos tiempos.

No dijo cual era su parámetro para ésta apreciación, pero si es innegable que su gobierno tiene múltiples cuestionamientos.

Pero también es cierto que ante cada uno de estos, no pasa nada.

Nada es nada. Todo sigue igual.

Bueno, no. Ante los señalamientos de nepotismo por la permanencia de Eleazar Guerrero (y su parentela) en el gobierno del estado, Cuitláhuac García dijo que quien quiera saber si son parientes lo tiene que averiguar, y ante la desafortunada declaración del secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, de los chiles que embonan, publicó un post en Facebook que intentó defenderlo: “Parece que a nuestros detractores y “críticos sin razón” les duele que atendamos al pobre y al niño índigena con el dinero que se iban a robar” dijo en su post, con todo y el acento mal puesto en indígena.

Pero de las causas de fondo en cada caso: no pasa nada.

Tal vez por esos cuestionamientos que surgen y que quedan sin ser atendidos, que se ignoran olímpicamente, es que la calificación del Gobernador Cuitláhuac García es tan baja: Sólo un 24.9 por ciento de los veracruzanos la aprobaron.

Cuitláhuac García está entre los 10 gobernadores peor calificados del país, de acuerdo con los resultados de la encuesta mensual de Arias Consultores, sobre el desempeño de los gobernadores.

Vaya, de acuerdo con esa medición sólo un 12% de los que la contestaron consideran que sí han mejorado los servicios de salud en el estado. Y las evasivas de Roberto Ramos Alor para explicar las compras extrañas en ese sector, no ayudan en nada a mejorar la calificación.

¿Otros cuestionamientos que ha tenido que enfrentar el Gobernador Cuitláhuac García por las deficiencias de Ramos Alor?. El desabasto de medicamentos para cáncer y VIH, e incluso del cuadro básico; equipos descompuestos, falta de materiales, desorden administrativo, compras amañadas, favoritismo, nepotismo.

Son meses ya sin medicamento oncológico y retrovirales, por ejemplo.

Vaya, los enfermos hasta han tenido que ampararse para que se les atienda. El 29 de mayo el Juzgado Sexto de Distrito ordenó al sistema de salud otorgar inmediata atención médica a cinco menores que están en el Hospital Regional de Veracruz.

Todos esos cuestionamientos le llegan al Gobernador, pero sigue protegiendo a Ramos Alor. ¿Porqué lo mantiene, si ya demostró que el cargo le queda grande?.

El caso de Eleazar Guerrero (y el ya famoso uso de la abuela para defenderlo) va enlazado a la confianza de los inversionistas hacia el estado, que son más –muchos más- que sólo los dirigentes empresariales con los que ya pactaron.

Sólo un 18.7 de las personas consideran que sí mejoró la confianza de los empresarios para invertir.

Otro de los puntos en contra en éste rubro, y que es otro de los cuestionamientos a los que el gobernador Cuitláhuac García no ha hecho caso, es la imposición de Enrique Nachón como titular de la Secretaría de Desarrollo Económico. Los inversores observan que el mantenerlo sostiene a alguien sin el perfil adecuado, por compromisos con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y sus lazos familiares, y por favorecer a un grupo empresarial en el estado.

Igualmente influye en contra la promesa incumplida del pago a los empresarios con adeudos atrasados.

Todo eso, más la inseguridad, los malos caminos y otras cosas, es lo que hace que los inversionistas se resistan a venir a Veracruz. Realmente, ¿cuántas inversiones nuevas hay, que no sean la Nestlé y petroleras?.

¿Más cuestionamientos que han quedado sin atender?.

El fracaso del juicio político contra Jorge Winckler. El resultado dejo con muy mala imagen al gobierno del estado, una imagen de debilidad, pero al mantener en sus cargos a quienes fueron los culpables de éste chasco, también se envío el mensaje de que en el gobierno de Cuitláhuac García se tolera la ineficacia y hasta se apoya, en aras de compromisos de grupos.

Juan Javier Gómez Cazarín sigue como coordinador de la bancada de Morena y para justificar su incapacidad acusó traición y habló de compra de votos. Este tipo de excusas no caben en un buen operador político, menos cuando tiene todo para ganar y termina perdiendo. Es más, Gómez Cazarín sabe de compra de voluntades, porque para llegar a la coordinación adquirió algunas, según acusaciones que le hizo el también diputado por Morena, Maleno Rosales.

A Gómez Cazarín se le sigue ligando con Jorge Carvallo, ese que ahora es parte del grupo en el poder en el más que menguado PRI estatal.

Otro al que nada le pasó por ese “cuestionamiento” es el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, protegido de Rocío Nahle, igual que el secretario de Salud, Ramos Alor.

Eric Cisneros ha tenido múltiples fallas, pero aún así lo mantienen en el cargo. Eso es parte de lo que crea la imagen de debilidad y dependencia en el Gobernador.

¿Cómo es que ha mantenido en el puesto al que perdió el juicio político contra Winckler?, ¿cómo sostiene a quien ofreció que antes del Día de Reyes, Winckler estaría fuera de la Fiscalía?.

Pero no es su único fracaso.

El caso del “basurero de Las Matas” fue una derrota más que estruendosa, porque compraron el terreno, con fondos del gobierno del estado, a un precio más que elevado, pero Eric Cisneros nunca consensó con la comunidad de Chinameca para trasladarlo a ese municipio.

Fue tan ineficiente en ese caso que ni siquiera pudo preveer la molestia popular y el apoyo del alcalde de Chinameca al rechazo y por ende la retención que le hicieron. Pero además, puso en riesgo al Gobernador, quien tuvo que enfrentar una rebelión abierta, en la cual finalmente aceptó el 9 de enero que el tiradero de basura no se colocaría.

Y esta también la amenaza que lanzó a periodistas y hasta al pueblo de que deben alinearse a su lado, de la cual nunca se disculpó.

También ha sido evidente su acercamiento a aliados de Miguel Ángel Yunes. ¿Será acaso un enemigo encubierto?.

Error, tras error, tras error, y ahí sigue, generándole “cuestionamientos” al Gobernador Cuitláhuac García.

¿A poco pesa tanto su relación con Rocío Nahle como para no haberlo despedido?.

¿Más cuestionamientos en los que nada ha pasado?.

La seguridad pública en Veracruz sigue siendo mala, muy mala.

Hugo Gutiérrez Maldonado, el arrogante secretario de Seguridad Pública que vino a salvar a Veracruz de la inseguridad, en más de 6 meses nada ha podido hacer.

Los cuestionamientos que le han llegado al Gobernador por culpa de éste funcionario son múltiples, pero nada ha ocurrido. Ahí sigue, aún con todo y su pasado obscuro, su prepotencia de llegar armado a una escuela, su manipulación de estadísticas de seguridad para decir que ha habido una disminución de los delitos, las compras sin licitación y a empresas cuestionadas (sobre todo a La Cosmopolitana) y el mayor de sus escándalos, las compras de patrullas con sobreprecios.

En Veracruz hay 6 carteles, según palabras del mismo Gobernador. Y todos operan a sus anchas.

¿Cuestionamientos en la SEV que le han llegado al Gobernador?.

El más notorio, el pleito abierto entre el secretario de Educación, Zenyazen Escobar contra el que fue sindicato, el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano.

Pero además su incapacidad negociadora hace que a cada rato le estén tomando escuelas y oficinas.

Eso sin mencionar que fungió como profesor de secundaria sin tener carrera, porque la misma la “cursó” siendo diputado y la concluyó apenas en el 2018.

A esto se le suma que no hay construcción de nuevas escuelas, pero tampoco remodelación o mejora de las existentes y hasta el abasto de equipos y materiales se regatea.

Los “cuestionamientos” hacia el Gobernador también emanan por el mal trabajo en la Secretaría de Turismo, donde se gastaron más de 36 millones de pesos para un SalsaFest muy caro, con poquísimo retorno de capitales y en el que contrataron a empresas sin licitación alguna, pero además sin registro como proveedores del gobierno del estado.

Tampoco hubo explicación de los 40 millones de pesos que gastaron en la Cumbre Tajín y aún se espera que Xóchitl Arbesu, la titular de la dependencia, explique donde están los dineros del impuesto del 2% al hospedaje.

¿Más cuestionamientos que le han llegado al Gobernador?. Su expresión de “uy que grave”; las propuestas chafas para magistrados del Tribunal Superior de Justicia; la falta de equipo para combatir los incendios forestales; los incumplimientos de la Contraloría; la intención de quitarle la autonomía a El Colegio de Veracruz.

Y también, por separado, las denuncias de corrupción en los tramites para familiares de migrantes y el agandalle de en la Dirección de Atención a Migrantes de un programa de un grupo de migrantes.

Y todos, los múltiples casos de nepotismo denunciados, como nunca, que ocurren en ésta administración.

Por esto, más otras muchas cosas que quedaron fuera, es que al Gobernador Cuitláhuac García le llueven “cuestionamientos” cada vez que los reporteros pueden preguntar.

No es por inquina personal, es por todas las irregularidades que brotan, algunas de ellas, solitas, sin que nadie las busque.

Dejar respuesta