Senadores republicanos rechazarían los aranceles de Trump contra México

0
98

Senadores republicanos manifestaron hoy, tras una reunión con funcionarios del Ejecutivo, su rechazo a los planes del presidente estadunidense Donald Trump de imponer aranceles progresivos de cinco a 25 por ciento a las importaciones mexicanas.

De acuerdo con el diario The New York Times, los senadores republicanos advirtieron que se oponían a los planes de Trump, quien unas horas antes dijo que los legisladores serían «tontos» si intentan oponerse a sus planes, lo que representa uno de sus mayores desafíos dentro del partido gobernante.

Los senadores republicanos asistieron a un almuerzo a puerta cerrada en el Capitolio con un abogado adjunto de la Casa Blanca y un asistente del fiscal general, quienes expusieron la base legal con que Trump justificaría las medidas, tras declarar una emergencia nacional migratoria en la frontera sur.

Según la publicación, que citó a «personas familiarizadas con la reunión», el senador Ted Cruz, de Texas, señaló a los emisarios que “ustedes no escucharon un solo ‘sí’” en el encuentro, y apuntó que las tasas representarían un virtual aumento de impuestos por 30 mil millones de dólares para los texanos.

Cruz resaltó su compromiso con la seguridad de la frontera, pero subrayó que «no hay ninguna razón para que los granjeros, ganaderos, fabricantes y pequeñas empresas de Texas paguen el precio de estos nuevos impuestos masivos», indicó el reporte.

El diario citó al también senador de Texas John Cornyn, quien consideró que «estamos apuntando un arma a nuestras propias cabezas», y a su colega Ron Johnson, de Wisconsin, que dijo que los republicanos apoyarán la seguridad fronteriza, pero precisó no mezclar los problemas migratorios con medidas arancelarias.

«No hay mucho apoyo para las tarifas, eso es seguro», dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, quien expresó que «nuestra esperanza es que se eviten las tarifas».

El senador de Utah Mitt Romney apuntó que «no estaría inclinado a votar un arancel contra un amigo», y confió en que «el gobierno mexicano y el nuestro encuentren alguna manera de trabajar en colaboración sobre el tema, sin adoptar las tarifas».

Según advirtió este martes el presidente de la Reserva Federal, Jerome H. Powell, el banco central podría reducir las tasas de interés si la guerra comercial daña la economía.

A su vez, la Cámara de Comercio de Estados Unidos señaló que los estados más afectados por la imposición de aranceles serían Texas, Michigan, California, Illinois y Ohio.

En el marco de su visita a Londres, el presidente Trump reiteró su plan de imponer aranceles a las importaciones mexicanas la próxima semana, y descartó que los senadores republicanos bloqueen su iniciativa, al señalar que «si lo hacen, será una tontería».

Trump ha invocado la Ley de Emergencia Nacional de 1976, la cual nunca se ha utilizado para imponer tarifas en un solo país.

Dejar respuesta