IMSS exhorta a mejorar estilos de vida para prevenir la hipertensión arterial

0
67

 En el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, el cual se conmemora este 17  de mayo, la Delegación Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, exhorta a la población a mejorar estilos de vida saludables, con el propósito de prevenir padecimientos crónicos degenerativos.

El médico de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Nº 57, Hector Nahim Hernández López, señaló que los cambios en los estilos de vida pueden contribuir a reducir los riesgos de padecer esta enfermedad, explicó que la enfermedad afecta la elevación anormal de las cifras de tensión en las arterias, lo que pone en riesgo la vida o la función correcta de algunos órganos.

“El corazón al latir bombea sangre hacia las arterias y crea presión en ellas,  dicha presión logra que la sangre circule por todo el cuerpo, pero uno de sus mayores peligros es la hipertensión, padecimiento conocido como el asesino silencioso, ya que en la mayoría de casos, hay pocos o nulos síntomas durante el desarrollo de la enfermedad.

“La hipertensión arterial no se cura, solo se controla, de ahí la importancia de seguir con una serie de hábitos saludables, como tener una alimentación cardiosaludable, que incluya potasio, fibra y agua, ejercitarse con frecuencia, evitar el tabaquismo, reducir la ingesta de sal y mantener un peso corporal saludable”, recomendó el especialista en medicina Familiar.

Estas acciones junto con los medicamentos prescritos,  pueden llegar a controlarla de forma sustancial y evitar así sus consecuencias que pueden producir diversos daños en corazón, cerebro, riñones, vasos sanguíneos y ojos, entre otros órganos.

Mencionó que las personas con una  presión arterial elevada presentan dolor de cabeza constante, mareos, visión borrosa, náuseas, dolor de pecho y dificultad para respirar.

El doctor Hector Nahim Hernández López recomendó que todo adulto mayor de 40 años de edad,  debe vigilar periódicamente su presión arterial, más aún si sus padres o abuelos han sido hipertensos, ya que puede provocar infartos y hemorragias cerebrales.

Dejar respuesta