¿Aún viven algunos partidos?

Por José Luis Loyo Ochoa

0
18

Crucero Político

Por José Luis Loyo Ochoa

Abril        17/19

¿Aún viven algunos partidos?

Ambiciones fueron sepulturas

¿Cuándo hubo gente de bien sí?

 

RECORDAR LOS PARTIDOS POLÍTICOS CUANDO TUVIERON GENTE DE VERGÜENZA HOY, YA ES HISTORIA, SE SEPULTARON ELLOS MISMOS.                                            J. L. L. O.   17/04/19

 

Veracruz. Ver. Mx. Érase una vez en tiempos muy lejanos, cuando a los perros se amaraba con longaniza y no se la comían, que, en un País llamado México hubo gente de bien, ellas se comprometían con el pueblo a darles bienestar y, crea usted que les daban el bienestar prometido, pero fueron tiempos muy remotos, tanto que ahora han pasado a ser historias mudas que ya nadie recuerda. Los mexicanos de aquellos tiempos pidieron hospitales y les dieron hospitales, médicos y medicinas y les dieron todas esas peticiones, el ciudadano se enfermaba y contaba con la gracia de no quedarse sin centavos para pagar su enfermedad sin tener que empeñar hasta el  molcajete y el petate, fueron tiempos de sueños bellos en los que el ciudadano podía hasta irse de vacaciones con su familia. Estamos seguros que la historia usted debe de haberla escuchado en boca de sus abuelos. Pero lo bueno nunca se deja para eternizarlo, llegaron ahora mexicanos que se irguieron en líderes, presidentes y hasta rezanderos, individuos que se auto llamaron políticos y esas gentuza se dio a la tarea de acabar con esa hermosa vida de los MEXICAS, de ahora en adelante la buena vida sería solo para esos que, la ambición y avaricia de todo ser podrido por dentro era la única ley y meta sobre todas las cosas. Aquellas cosas buenas que hicieron los primeros en querer dar lo bueno al pueblo quedó en el pozo de la inmundicia, del estiércol y las heces fecales del nuevo reino que ahora, con marro y piqueta sed da a la tarea de quitarles desde hospital hasta médicos y medicinas a los ahora enfermos. Amigo lector, no sabemos si hasta éstas letras usted haya admitido que éste cuento es tan mamílo como el que se los cuenta, pero ahora que vemos los nuevos agarres que se dan quienes, trayendo nuevas ambiciones les quieren hacer creer a quienes ayer fueron militantes de tal o cual partido, que ahora sí ya ellos vienen con el corazón en la mano para devolverles lo que los malos les quitaron, esa es la impresión que dejan esos que ahora prometen hacer el puente y después harán el río para que nadie se moje las de sentarse. Y no exponemos siglas de partido alguno porque la verdad no existe uno solo que valga la pena darle un espacio. Hoy existe un partido que resultó ganador arrasando y vapuleando a los otros partidos, pero al mismo tiempo existe la incertidumbre de como habremos de estar con el que empieza, y en verdad que no es para menos, estamos como los perros que han sido apaleados por todos lados, y así nada de las promesas que nos hagan hoy podremos creerla ciertas al despertar mañana. Muy cierto que hemos estado súper mamilos últimamente, pero muy cierto también es que las razones tenemos en exponer lo que plasmamos en letras, con tanta promesa ya no sabe el diablo si le quitarán los cuernos y la cola o le dejarán de portero para entrar al infierno de la nueva creación, cualquier cosa de las nombradas que suceda será igual para dejarnos al borde las lágrimas. Por lo pronto hagamos maleta y vámonos a Mérida, es otro mundo.

Y dejando de ser tan tontejos mejor les dejamos como siempre los medios para tratar de servirle con todo gusto: loyocrucero@hotmail.com  loyocruceropolitico@yahoo.com.mx Facebook (loyocrucero@hotmail.com) Twitter @loyo_ochoa y su portal de internet desde usted podrá exponer su quejas: www.cruceropolitico.com.mx

 

P.D. (1) Y MEJOR NO SE AMARGUE Y SIGA SOÑANDO BONITO QUE ES LO ÚNICO QUE NOS QUEDA A LOS MEXICAS.

 

P.D. (2) Le recordamos que cas o terreno en  Costa de Oro, El Dorado, Jardines de Virginia o cualquier lugar en la zona conurbada Veracruz/Boca dl Río, estamos a sus órdenes en el celular 2291 329114, su amigo José Luis Loyo Ochoa. Mil gracias por su atención.

Dejar respuesta