No tiene la culpa AMLO sino los que hizo compadres y funcionarios

Por Luis Martinez Wolf

0
91

Barloventeando

 

         Mal la lleva AMLO, se le aplauden las decisiones que aplica para tratar de llevar las cosas de Gobierno en orden y progreso, pero lo que hacen algunos de los subordinados, colaboradores a los que nombro para formar gabinete, no andan muy bien, se les critica las decisiones de actos de gobierno, muchas de ellas fuera de orden y cercana s a la corrupción, vamos sobre los cien días y los resultados no son muy aplaudidos por los expertos en cosas de gobierno y decisiones  bajo criterio técnico, hay contradicción y confunde a los críticos.

Nombro a la Ing. Rocio Nalhe Secretaria del área más delicado de manejar, solo en lo financiero, está un tanto enredado, la refinería proyectada para Dos Bocas, tiene a los críticos babeando, estupefactos, súpitos y para no alargar calificativos, todo se puede englobar como “apendejados”, se habló en un principio de realizar la portentosa obra en tres años con un costo de 3,000 millones de dólares, aprox. 60,000 millones de pesos, ahora, tanto AMLO como algunos de sus colaboradores hablan de que la refinería costara aprox. 6,000 millones de Dólares y demoraran 6 años en construirla, ambas cosas fuera de orden, en el primer caso andaba cerca de los valores que se manejan en el asunto petrolero, pero si el Presidente declara distinto, los críticos de oposición que saben harto de finanzas, están atacando a AMLO, tildándole de tolerar un multimillonario negocio, puede ser, quien sabe, pero lo cierto, es que andan volando o no aterrizan pequeñas cantidades de miles de millones de pesos, el asunto lo debe aclarar tanto Rocío Nalhe como el subordinado director de Pemex y el secretario de hacienda, y por supuesto AMLO, que lo menos que puede hacer es darles a los responsables un jalón de orejas y de otras partes que les duela.

Los mexicanos, muchos que votaron por AMLO, están confundidos con el asunto de las guarderías infantiles y los comedores populares, ni hablar del seguro popular todas estas dependencias que eran un gasto, debieron haber sido auditadas y si había transa, robo en el asunto, mandar a la cárcel a los responsables, pero nunca suprimir una acción  que llenaba de lustre a quien lo bien manejara, al corrupto se le castiga, pero al funcionario que bien maneja el área que se le ,encomienda, se le debe premiar y AMLO debió premiar o castigar a quienes tenían la responsabilidad de manjar asuntos de beneficio de los más necesitados, como las guardería y los alimentos básicos para los amolados.

La cuestión de la seguridad pública es un gigantesco enredo, AMLO para decidir,  partió de la certeza de que los militares son gente honrada, grave postura o actitud para tomar decisiones, los militares son personas normales, funcionan sometidos a la disciplina que se impone a las fuerzas armadas, son castigados por un fuero diferente al civil, su postura es de subordinación a los altos mandos, la tonta decisión de poner como comandante supremo de las fuerzas armadas al Presidente de la república es un alegoría pueril, AMLO no tiene la formación académica o social, para imponer decisiones a los militares, ellos juegan con su comandante supremo, pero son militares y ese es su principal principio al que someten su actitud, ponerlos a cuidar el país en lo civil policiaco, es tratar de sacarlos de su principio funcional de militares, mal le irá al país con los militares imponiendo forma de actuar a  la sociedad, bien hubiera sido darles autoridad ante la situación contingente que atravesamos, pero superada la crisis, regresarlos a los cuarteles y su mundo castrense. “Aguas”

Marzo 19 del 2019       lmwolf@prodigy.net.mx      Luis Martinez Wolf

Dejar respuesta