Apicultores de Veracruz enfrentan competencia desleal y coyotaje: UNTA

0
81

Los apicultores de Veracruz enfrentan día a día la competencia desleal, tanto de producto importado de otros países, como de quienes fabrican miel con glucosa o alto fructosa, además del coyotaje, acusó Juan Diego Jácome Cadena, integrante de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), delegación Veracruz.

Indicó que causa un gran perjuicio en el mercado la miel importada de China, que afecta las ventas del producto nacional, así como las personas que se dedican a realizar miel con glucosa y alta-fructosa, azúcar o piloncillo, y engañan a la gente.

“La gente tiene la idea errónea de que la miel pura es la que no se cristaliza y siempre está líquida, y no es verdad, la miel pura es la que se cristaliza, porque luego la llevamos cristalizada y no la quieren comprar, porque piensan que le ponemos azúcar o piloncillo”.

A pesar de ello, comentó que los productores veracruzanos “ahí la llevamos” económicamente, se tienen cosechas buenas o malas, porque los precios en los últimos años han fluctuado a la baja, como hace dos años, que se llegó a vender en 55 pesos el kilo, por medio del “coyote”. Y el año pasado todavía bajó más, alcanzando los 40 pesos.

“Todo va de la mano y nos afecta, lo que queremos hacer aquí con la organización de la UNTA Veracruz es llevar el producto al consumidor final, en presentación de litro o medio litro, para que los productores no vendan la miel al tercero o coyote, porque se lleva toda la ganancia”.

Indicó que se requiere que se pague bien el producto porque el apicultor, como cualquier persona, también se enferma y también comen sus hijos y su familia y si la miel se vende por litro es mucho mejor, la economía se desarrolla más y no solo el apicultor sale beneficiado.

Cuestionado sobre la mejor forma de comprar realmente pura y natural, señala que es necesario acercarse a los productores, identificarlos, y les compren a ellos para que se cercioren que es de la mejor calidad.

“Estamos deforestando, contaminando, cada vez hay menos abejas, por ahí viene un desabasto, las zonas urbanas van creciendo, ya no hay plantaciones suficientes, lo que había antes no lo hay, el cambio climático pues nos viene a afectar porque si la floración antes duraba dos meses, ahora dura un mes y la abeja recolecta la miel nada más ese tiempo”.

Dejar respuesta