¿Paul Stanley a un paso del altar?

0
111

“Mi mamá y la de Paul Stanley nos dicen: ‘¿Para cuándo los hijos?’; yo a él lo veo muy enamorado, así que creo que este 2019 será el año de nuestro matrimonio”, dijo la novia del conductor del matutino Hoy

Joely Bernat, tienes una relación muy sólida con Paul Stanley y hasta te viniste a México por él… ¿la boda para cuándo? “Es decisión de él, aunque hace poco le dije en broma: ‘Si no me das el anillo en un año, yo locompro y te propongo matrimonio’. Quiero que a Paul le salga de corazón; todos mis hermanos están casados y tienen hijos, y mi mamá y mi suegra nos dicen: ‘¿Para cuándo los hijos?’, pero está en él que eso pase, ya que no te puedo ocultar que, como mujer, sueño con casarme y tenerlos”.
-¿Te quieres casar de blanco y por la Iglesia?
“Sí, amo a Paul; es decente, no tiene vicios, es muy trabajador, ama y respeta a su mamá con todo el corazón, adora a nuestro perrito y sé que será un gran padre para nuestros hijos, y mira que podemos tener mellizos, como mi hermano y yo”.
-¿Y si no se anima a casarse?
“Yo lo veo muy enamorado y creo que este  2019 será el año de nuestro matrimonio”.
-¿Quieres una boda grande?
“Me gustaría una boda pequeña, no quiero gastar tanto en un día, mejor usar ese dinero para la casa o viajar”.
-¿Paul te mantiene?
“Vivimos juntos desde hace tres años y siempre está al pendiente de mí, es un tipazo, pero  yo intento aportar y ayudar con mi trabajo, comprándome mis cositas y algo para él”.
-¿Viven en la casa que le heredó Paco Stanley?
“Así es, esa casa le da mucha suerte a Paul y hasta siente la presencia de su papá, pero no le da miedo. Paul lo admira y lo quiere con todo  su corazón”.
-¿Te molesta un poco que Paul ayuda mucho a su mami?
“Para nada, considero que la mamá es todo; cuando mi mami vivía sola en Miami, siempre la ayudaba económicamente, y Paul siempre está al tanto de su mamá, es la mejor suegra del mundo: me quiere y me defiende”.
-¿Tus papás son casados, Joely?
“Están casados, pero se separaron cuando yo tenía 18 años y estaba en la Universidad de Nueva York; fue muy difícil para mí, de todos los hijos de mis papás fui la más afectada. Mi mami, Flor Hernández, es estilista profesional en Nueva York,  pero llegó de Dominicana a Puerto Rico en un botecito pequeño”.
-¿Como balsera?
“Así es; le da pena que lo cuente, pero para mí es una guerrera. Cuando se separó de mi papá, no lo entendía, ahora veo que fue falta  de comunicación, por eso, cuando veo a Paul enojado o estresado, le doy su espacio; cuando llega cansado a casa, le doy sus masajitos. Mi papá, desde que era niña me dijo: ‘Cuando un hombre llega a casa, no necesita que la mujer le esté peleando, necesita pasarla bien’”, concluyó  la conductora del programa Ponte fit.

Dejar respuesta