Despedidos del DIF Veracruz, detrás de rumores de infames prácticas

0
16

Luego de la acusaciones que de manera anónima se dieron a conocer este miércoles en contra de la directora del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) por supuestos acosos laborales, sexuales, así como maltrato a los menores que están en las casas asistenciales del organismo, Verónica Aguilera Tapia, rechazó estos dichos.

Entrevistada en Palacio de Gobierno, consideró que estas acusaciones es probable que vengan de personal de confianza que fue despedido durante la actual administración.

“Muy probablemente hablan personas que no están de acuerdo, tú sabes que en cada administración que llega nueva el personal de confianza se tiene que retirar, la gente sindicalizada se queda, además de sus años de experiencia, los despidos que hay es de gente de confianza, uno necesita trabajar con la persona de confianza”, argumentó.

Aseguró que también hay reacomodos entre los trabajadores, porque se había generado una zona de confort y donde no hacían nada, por lo que se trata, con base en la política de austeridad, de optimizar los recursos humanos.

No teme, dijo, que estas denuncias mediáticas se lleven a las instancias jurídicas y legales competentes, por lo que argumentó que ella actualmente busca poner en puestos de trabajo a personal de confianza, pero que sea preparada y capacitada para los puestos.

Asimismo, aseguró que con relación a la denuncia de que hay maltrato en las casas asistenciales del DIF en contra de los menores de edad albergados, afirmó que es falsa, pues actualmente los niños y niñas no escapan como ocurría antes.

“Las niñas han encontrado un hogar y el calor de una familia que no tienen y a las niñas se le atiende, se les da de comer tres veces al día y las personas que las asisten les dan mucho cariño. Se trata de personas que no están de acuerdo porque cada administración se tiene que retirar el personal de confianza y los despidos que hay son de personal de confianza”.

“Se han afectado intereses, porque antes en los centros éstos (casas de medio camino) antes las facturas eran de 22 mil pesos por alimentos porque los sacaban para gente que tenía restaurantes y se llevaban los alimentos de ahí y ahorita nuestra insumos han bajado a 6 mil o 7 mil pesos mensuales porque son menos niños, pero es variable esto”, finalizó.

Dejar respuesta