Fernando Jácome:

Por: Alfonso Mora Chama

0
30

Espacio 13

¡¡ “No le he robado a nadie…” !!..

*Sin embargo las engañosas maniobras que aplicó Fernando en La Azteca, dejan esa tela de duda…

*Jubilados de la Nestlé pagaron por un sueño, con la justa ambición de explotar su patrimonio.

*La empresa optó por aplicarle la cláusula de exclusión, a punto de la quiebra de esta añeja línea camionera.

“No hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcan buenas”.

Por: Alfonso Mora Chama

      Polémico siempre, desde sus estudios en la Universidad Veracruzana, “rojillo” en su estampa estudiantil, social y política, ex alcalde de Coatepec con acciones buenas, malas y controvertidas ¿como defensor de qué?, de nada, comentan los ciudadanos. Es Fernando Jácome Roldán, con quien platicamos en el pasillo de la presidencia municipal de Enrique Fernández Peredo…

 05

   La modesta banca de tres manchados asientos que luce en este pasillo presidencial, la ocupamos el entrevistado, Martín Blásquez Ojeda y Espacio 13, para iniciar con un reclamo a lo lejos de Fernando Jácome Roldán…que se le había atacado en este macabro, misterioso, fenomenal y comentado fraude, rebasado solamente por el de Casas Geo y en donde su nombre estaba como el protagonista.

 -Si Alfonso, tú me atacaste en El Regional, con Rubén…yo leo todo lo que escribes.

-Dos aclaraciones Fernando…primera, no escribo en El Regional y segunda, no ataco, no calumnio…nuestra misión es cuestionar, cuando el caso lo amerita, jamás atacar menos juzgar. Quizás comenté el tema ante la desgracia que pasaba en los autobuses Azteca, un problema social que presentaba Coatepec y la región, ante el pésimo servicio de esta línea,  como causa de la mala administración tuya, dijimos…no sabía del asunto de los jubilados de la Nestlé, quienes reclaman justamente y todavía su dinero, miles de pesos, incluso han acudido a las denuncias judiciales en contra de La Azteca…o en contra tuya.

Fernando Jácome, se sienta en medio de los dos, de Martín y de un servidor, más calmado, dispuesto a iniciar la entrevista en donde expone con lujo de detalles, su verdad en el fraude de la línea camionera Azteca.

-Bueno….dejemos el tema si dijiste o no. Te explicaré esto que me ha llevado a la difamación, al desprestigio mío y de mi familia, pero “dejaría de llamarme Fernando Jácome Roldán si no denuncio a los de la Cooperativa Azteca…”, por ellos tuve órdenes de aprehensión, persecuciones…pero va la mía y demostraré mi honestidad…puedo caminar por las calles de Coatepec con la frente en alto. A mí no me pueden llamar rata. Me han hecho mucho daño y debo defenderme.

 -Estás en tu derecho, Fernando, dije.

-Se avoca a laexplicación:

-Esto empezó cuando administraba la Cooperativa Azteca, todo iba normal, excelente servicio, unidades nuevas, cubriendo rutas y los dineros alcanzaban para el mantenimiento de las unidades…los socios me designaron mediante asamblea, su gerente de administración…y en cierta ocasión, chalando con un amigo recién jubilado de la empresa Nestlé, se quejaba de que su dinero depositado en el Banco le daba poco interés…en cien mil pesos solamente 200 pesos mensuales…y le dije:

“Si prefieres retira tu dinero del Banco y dámelo como préstamo para invertirlo en la Cooperativa, tú ganas más, digamos dos mil mensuales por tus cien mil pesos…y aceptó, cumpliendo con lo pactado a los que se sumaron más de sus compañeros jubilados y todos deseaban invertir su dinero en Cooperativa La Azteca, y los fuimos recibiendo.

-Pero…cual fue la finalidad o ellos entendieron que serían socios, porque todos le entraron con su dinero, miles de pesos…de cien mil en adelante…hasta convertirse en un problema real, un fraude, en donde ellos en su quimera no encontraron felicidad en su ambición quizás justa, solo ilusiones…soñaron y alimentaron ilusiones, deseos, sueños…tus maniobras Fernando, muy cuestionadas.

 -Sabes Alfonso…solo te pido que antes de publicar esta charla, entrevistes a ellos, los que me señalan, los de la Cooperativa Azteca, porque los voy a denunciar, este asunto no quedará solo así…me estaban robando, llegó el momento en que mis autobuses no rendían igual y amigos míos me comentaba que me estaban robando y yo solamente les decía que hasta cierto punto se les solapaba, pues es normal, bien o mal, no sé, que los choferes y cobradores agarren del boletaje para su refresco, su comida y se les ha permitido…No…me dicen, no nos referimos a ellos, sino a tus socios de la Cooperativa…

 -Te pido Chino, que busques a don Toño Lozada, sí, el de Xico, es el socio que te puede explicar, habla con él, dile que voy a denunciarlos, pero si desean que hablemos con ellos, lo haré antes…aplicando el dicho de que vale más un buen arreglo, que un buen pleito…

 -Conozco el domicilio de don Toño Lozada, dije a Fernando.

 -A la voz de ya, a unas palabras de ambos, salimos:

 -De una vez, esto es en caliente.

 -Martín Blázquez Ojeda, invitado por Fernando para visitar a don Toño Lozada, se disculpó…”Créanme que tengo un asunto pendiente que tratar, dentro de un momento”.

 -En un lujoso auto, salimos allá rumbo a la colonia Zapata, en Coatepec, su amigo al volante, Fernando prefirió viajar en la parte de atrás…

Continuaremos…

Dejar respuesta