En Veracruz, 6 cárteles que siembran la violencia

0
98

Místicos y Terrenales

  • En Veracruz, 6 cárteles que siembran la violencia
  • Y todos tienen más poderío que la policía estatal

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez reconoció lisa y llanamente que en Veracruz, la policía estatal no tiene capacidad para combatir a los grandes grupos delincuenciales: Son 6 cárteles los que se disputan el control del estado, dijo.

Y todos –puntualiza- tienen “un poderío que supera a la policía”.

Miguel Ángel Yunes, el que ofreció terminar con la inseguridad en Veracruz en seis meses, dejo las cosas pero que como las encontró.

“Tenemos una población de 8 millones de habitantes y la policía que nos dejaron fue de 4,700 elementos en total”.

Sólo 4,700 policías para todo el estado.

Un elemento por cada 1 mil 702 habitantes.

Poco. Muy poco.

“Y en los próximos meses no tendremos la capacidad económica ni siquiera para duplicarla, mucho menos para llegar a los niveles óptimos”, mencionó el gobernador.

Pero además hay otro problema con los policías estatales y municipales: la corrupción, los nexos con los grupos delincuenciales, que algunos elementos tienen.

Por eso es que desde hace mucho la seguridad pública en Veracruz está en manos de las fuerzas federales, tanto que la Marina es la encargada de la vigilancia de la zona de Veracruz y que en Xalapa durante mucho tiempo estuvo asentada la Policía Federal y que en Córdoba y Orizaba el ejército sigue patrullando.

Por eso es que Cuitláhuac García se pronuncia a favor de que se cree la Guardia Nacional, para que se refuerce la vigilancia en Veracruz.

Y ¿cuáles son los cárteles que están en Veracruz?.

El gobernador, al salir de las Audiencias Públicas sobre la Guardia Nacional, que se realizaron en la Cámara de Diputados el 8 de enero de éste 2019, a dos reporteros de El Universal les dijo que están el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel del Golfo y los Zetas, además de otros tres, cuyos nombres se reservó.

En el 2017 en la PGR se mencionaba en Veracruz la presencia también de otros 4 cárteles: “Zetas vieja escuela”, Cártel del Noreste Z, Cárteles Unidos (cártel de Sinaloa unido con los Ántrax y Mando Sur Gente Nueva) y Jarochos Unidos.

Desde entones al CJNG se le mencionaba como el de mayor presencia en el país.

Durante su intervención en la Cámara de Diputados, el gobernador Cuitláhuac García refirió que Veracruz es un paso obligado en el trasiego de la droga, y esto es por lo que existe una fuerte presencia de los grupos delincuenciales en la zona.

En el 2017, de acuerdo a los informes de inteligencia policial, se dieron enfrentamientos entre los Ántrax contra los Zetas por una parte y por otro lado, los múltiples grupos del Cartel Jalisco Nueva Generación establecidos en la entidad contra los cuerpos policiacos tanto estatales como municipales.

A principios del 2017 el “Panorama de la delincuencia organizada en Veracruz”, señalaba como actuantes en Veracruz a los grupos: Los Zetas, Cártel del Noreste Z, Cártel Jalisco Nueva Generación-Pueblos Unidos Mata Zetas, Cárteles Unidos (cártel de Sinaloa unido con los Ántrax y Mando Sur Gente Nueva), Jarochos Unidos y Zetas vieja escuela cártel del Golfo.

Pero pueden ser más.

El 6 de enero de 2018 el grupo autollamado Grupo Sombra repartió regalos por el día de reyes, y a finales de 2017 organizaron cenas navideñas en zonas céntricas de Pánuco, Tuxpan y Poza Rica.

En redes sociales circuló un video que mostraba a sicarios del Grupo Sombra repartiendo juguetes en el Parque La Concordia, en el municipio de Pánuco. Mientras entregaban juguetes y otros artículos a niños, jóvenes y madres de familia, los organizadores, algunos con chalecos con las siglas “FEGS” (Fuerzas Especiales Grupo Sombra), gritaban: “Arriba el Grupo Sombra” y los asistentes contestaban: “Arriba, que viva Sombra”.

En este panorama de carteles que actúan en Veracruz, también están los grupos independientes y los huachicoleros, que pueden operar solos o ligados a otros grupos.

Vaya, el mismo gobernador Cuitláhuac García mencionó que en Veracruz ciudad hay un “cartel fuerte, que está bien cimentado”, pero se guardó el nombre.

Por eso es que en muchos asesinatos quedan las narcomantas y narcomensajes sobre los cuerpos.

Vaya, se han dado casos como el del Cartel del Golfo, que ofreció una recompensa a quien le entregará a elementos policiacos de Veracruz, aparecida el 27 octubre de 2018 porque “hicieron la detención ilegal de nuestros elementos”.

Ricardo Ravelo, periodista, experto en temas de seguridad, el 22 de agosto de 2018 declaró al reportero Luis Ferrer que el gobierno de Miguel Ángel Yunes heredaría “una cosecha de cárteles” a la administración de Cuitláhuac García: la hegemonía de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas, Golfo y la presencia reducida de células del Cártel del Noreste, de los hermanos Treviño Morales.

En ese entonces Ricardo Ravelo dijo que Veracruz estaba capturado por el crimen organizado, porque Yunes Linares “fue de los gobernadores que se dedicaron a administrar el problema, más que a enfrentarlo”.

Con las rupturas de Los Zetas en Veracruz han surgido ‘ramificaciones’ delincuenciales: Zetas Sangre Nueva (principalmente en la zona centro de Veracruz), 35 Zeta (norte de la entidad y Xalapa), Zetas Vieja Escuela (norte y sur de Veracruz); Grupo Sombra, del Cártel del Golfo (zona norte del estado), sin que lleguen a tener la organización y alcance de los principales clanes del crimen organizado. Sólo el Cártel de Jalisco mantiene su cohesión, fortalecido por desertores de Los Zetas.

Luis Ferrer, de Imagen, en su nota mencionaba que años atrás, en Veracruz se detectó la presencia del Cártel de Juárez con el gobierno de Miguel Alemán. Asimismo, otros reportes también han dado presencia del de Sinaloa al finalizar el gobierno de Fidel Herrera Beltrán y comienzos del de Javier Duarte de Ochoa.

Familia Michoacana, ‘Los Mizmoz’, Jarochos Unidos, en algún momento tuvieron presencia en Veracruz pero ya habrían sido desarticulados y sus integrantes abatidos, encarcelados o engrosado filas de los otros cárteles.

Recientemente –se apuntaba en esa nota-, versiones extraoficiales no confirmadas señalaban presencia de pequeñas células de La Línea, del Cártel de Juárez, en el norte de Veracruz, sin que se sepa si como el Cártel del Noreste están de paso o buscan arraigarse en la entidad.

Ahí también anotaba que: Veracruz ha alcanzado niveles de violencia que ya incomodan hasta a la mafia. La violencia no se lleva con el negocio del narcotráfico, expuso Ravelo. El crimen para que pueda operar con comodidad también requiere equilibrio político.

“Los niveles de descomposición que hay en Veracruz y el país tampoco le convienen al propio crimen organizado. Hay que recordar que esto y más pasó en Colombia” y que Colombia se volvió un territorio inhabitable para los mafiosos.

¿Cuántos carteles hay en Veracruz?

Los que sean, seis o más…  o menos.

La violencia sigue siendo alta, muy alta.

Y Cuitláhuac García tiene toda la razón cuando afirma que necesitamos ayuda en el estado para controlarla.

El Ejército, la Marina, la Policía Federal… o la Guardia Nacional.

Dejar respuesta