Francia muestra su grandeza y ya está en la final de Rusia 2018

0
157

La llamada “final adelantada” de este Mundial entre las selecciones de Francia y Bélgica tuvo como escenario el Estadio Krestovski, en la ciudad de San Petersburgo.

La primera semifinal tenía como protagonistas, por un lado, al equipo más goleador de la Copa del Mundo; con 14 tantos en cinco partidos, por otro al gran favorito, no solo para llevarse el triunfo de este duelo, sino para alzar la Copa.

El partido comenzó con Mbappé demostrando porqué no se deja de hablar de él desde que comenzó el mundial, y los primeros minutos de posesión para Francia. Pero en cuando perdieron el balón, Bélgica se alzó y nos mostró porqué estaba jugando una semifinal, la precisión en los pases entre los belgas era simplemente sublime.

Antes de los quince minutos, Bélgica ya había tenido dos ocasiones claras con Eden Hazard, aunque no pudieron concretarse. Acción tras acción, los De Rode Duivels se volvían más más peligrosos. Las acciones se multiplicaban para los belgas, ante unos franceses incapaces de retomar el control del balón y crear opciones.

Después de varios minutos de ataques y contraataques de ambos equipos se presentó la oportunidad de Francia. Pasado el minuto 30, luego de un centro desde el costado derecho, Giroud, intentó y casi de espaldas, logró cabecear el balón, que estuvo muy cerca de entrar al arco belga. Minutos después Griezmann también tiró desde el borde del área. Esta vez enganchó y disparó con su pierna derecha, pero la pelota se fue por encima del marco que custodia Courtois.

Antes de los quince minutos, Bélgica ya había tenido dos ocasiones claras con Eden Hazard, aunque no pudieron concretarse. Acción tras acción, los De Rode Duivels se volvían más más peligrosos. Las acciones se multiplicaban para los belgas, ante unos franceses incapaces de retomar el control del balón y crear opciones.

Después de varios minutos de ataques y contraataques de ambos equipos se presentó la oportunidad de Francia. Pasado el minuto 30, luego de un centro desde el costado derecho, Giroud, intentó y casi de espaldas, logró cabecear el balón, que estuvo muy cerca de entrar al arco belga. Minutos después Griezmann también tiró desde el borde del área. Esta vez enganchó y disparó con su pierna derecha, pero la pelota se fue por encima del marco que custodia Courtois.

Dejar respuesta