Propone diputado sancionar el “daño moral” por internet

0
96
Propone diputado sancionar el “daño moral” por internet

•          Que se castigue con cárcel de seis meses hasta cinco años

•          La citada multa y pena será duplicada, en caso de datos falsos

•          Iniciativa para que se modifiquen los Códigos Penal y Civil del Estado

Por Miguel Angel Cristiani G.

Como decía don Pedro Ferriz Santacruz -el del famoso premio de los 64 mil pesotes- ya no sabemos si ponernos a reír o llorar con las ocurrencias de nuestros diputados en el Congreso Local, porque ahora resulta que en la más reciente sesión de la Legislatura, el diputado independiente -porque llegó como perredista pero saltó de la bancada- de la LXIV Legislatura, Sergio Rodríguez Cortés, presentó una iniciativa de Decreto, por la que se reformarían y adicionarían diversas disposiciones a los Códigos Penal y Civil del Estado de Veracruz con el propósito de sancionar el delito de fraude que se comete por Internet y ya de pasada, además, incluir aspectos relacionados con el “daño moral”.

Dicho en pocas palabras pretende controlar el cada vez más creciente comercio por internet, que como todo mundo sabe es internacional, pero no solo eso también que se castigue con cárcel de seis meses hasta cinco años, por el “daño moral” que se pueda causar a alguna persona por difundir información que le afecte psicológicamente.

¡Hágame usted el grandísimo favor!

En pleno siglo XXI nada más le faltó al ocurrente diputado, proponer que se vuelva a instalar la Santa Inquisición y que se condene a morir en la hoguera a quienes se atrevan a hacer o compartir en sus redes un “meme” con el que se haga burla o haya sarcasmo en contra de alguien, quien por lo general es una de las llamadas figuras públicas.

El pretexto para proponer modificar el Código Penal del Estado de Veracruz como lo propone el diputado “independiente” es castigar el delito de fraude que se comete cuando se ofrecen artículos, productos o servicios por internet mediante el pago o depósito a una cuenta de cantidades y servicios.

Pero si no resultara una propuesta inocente, incauta, por llamarla de alguna manera, o será acaso que el ex diputado perredista no sabe que el mayor comercio por internet lo realizan empresas chinas y estadounidenses. Entonces como se le va a perseguir y castigar a quienes nada más de entrada se encuentran en otros países.

Les va a salir más caro el caldo que las albóndigas.

El todavía diputado, porque afortunadamente estamos a unos cuantos meses de que deje de serlo, propone que se impondrán de seis meses a cinco años de prisión y multa hasta de cien Unidades de Medida y Actualización (UMA), a quien, a sabiendas, en beneficio propio, de un tercero o para causar daño a otro, directa o indirectamente, hiciere uso o distribuyera documentación e información falsa o alterada, ya sea de manera física o a través de la internet.

Pero eso no es todo, la citada multa y pena será duplicada, en caso de que la documentación o información considerada falsa o alterada sea utilizada para engañar a una o más personas, causándoles un menoscabo en su patrimonio, sea de manera personal o a través de Internet.

Para que quede bien claro explica que “Por daño moral se entiende la afectación que una persona sufre en sus sentimientos, afectos, creencias, decoro, honor, reputación, vida privada, configuración y aspecto físicos, o bien en la consideración que de la misma tienen los demás.

Se presumirá que hubo daño moral cuando, por cualquier medio que sea, impreso, audiovisual, radiofónico o informático, a través de redes sociales u otro, se vulnere o menoscabe ilegítimamente la libertad o la integridad física o psíquica de las personas.”

El legislador Sergio Rodríguez manifestó que aquellas personas que presenten un daño moral por la información falsa presentada tendrían la posibilidad de ir a tribunales civiles, en la búsqueda de la reparación del daño, con lo cual se garantiza la libertad de expresión al no penalizarla, (SIC) pero se protege a la persona del posible daño moral que le causen.

O sea que se tendrá que contratar a un despacho de abogados, para que esté contestando en los tribunales, cuando a algún funcionario público -entre otros los diputados- no les guste o sientan que están afectando sus nobles sentimientos, afectos, creencias, decoro, honor, reputación, vida privada y quien sabe cuántos chismes más.

Afortunadamente no hay por qué preocuparse, porque se trata de una iniciativa de reforma al Código Penal del Estado de Veracruz, que se envió a comisiones y de ahí nunca saldrá para ser discutida y desechada por el pleno.

A poco creen ustedes capaces a nuestros honorables, inteligentes y capaces legisladores de aprobar semejante ocurrencia de Ley Mordaza a la libre expresión, bajo el pretexto de cuidar la moral y el prestigio de nuestras autoridades.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

Dejar respuesta