Cooperativismo barloventea ante viento SHCP

0
137

Barloventeando

Cooperativismo barloventea ante viento SHCP

 El término barlovento, es un vocablo marinero que proviene del francés: par le vent, significa: de donde viene el viento, ya castellanizado, ha tenido muchas derivaciones conjugadas, la más común es, barloventear, significa navegar con un buque de vela en contra de la dirección del viento, quien practica este arte con habilidad, es un buen marino y triunfador en las competencias náuticas de regatas; en la barloventeada está el summum para calificar al buen marino, en la vida profana al ámbito marinero, el humano, lego a la cuestión náutica, ha adoptado y usa la expresión, “ponerse a barlovento” significa precaverse para no sufrir una contrariedad, los escritores periodistas, se pasan la vida barloventeando, van en muchas ocasiones contra la corriente, sus denuncias y reclamos les pone en muchas ocasiones contra los vientos políticos, tratan de imponer a la sociedad el viento o corriente que ordena o rechaza el Jefe Supremo.

Seguramente los ciudadanos estarán pasando los malos ratos que algunos padecen en su relación con el Fisco, en meses anteriores a un amigo le impusieron una multa de aprox. 900 pesos, por no ganar dinero, bueno, la razón técnica para que Hacienda le castigue es que no ha informado por qué razón no reportó  si ganó o no dinero;  no había conocido una condición como la que estoy relatando, es siente es absurdo, pues si el supiera cómo ganar dinero, con seguridad lo tendría y dispondría del suficiente numerario para contratar los asesores contables y fiscales que atendieran las demandas de la SHCP, es pertinente una aclaración: mi cuate trataba de navegar contra los procedimientos que el fisco impone a los ciudadanos en general, expongo el particular caso que enfrentó mi amigo para ejemplificar la obscura situación en la que viven otros causantes.

Resulta que, en mi carácter de miembro de la Confederación Nacional de Sociedades Cooperativas, participo del imperativo ético social, fomentar la creación de sociedades cooperativas; los sociólogos y economistas sensatos consideran que la figura jurídica de sociedad cooperativa puede ser la vía alterna para resolver los problemas de empleo que enfrentan los mexicanos y que el gobierno no ha podido resolver. Para que las cooperativas de producción y servicios entren en funcionamiento, además del carácter mutualista de aportación igual o a cuota litis de los socios, es necesario el financiamiento de bancos u organismos de créditos preferenciales, el gobierno, bancos que desde los neoliberales Zedillo y Salinas de Gortari fueron desapareciendo; el movimiento cooperativo nacional encontró como solución la constitución de cooperativas de ahorro, crédito e inversión, trabajando en la captación del ahorro de asociados y canalizando éste al financiamiento de cooperativas de producción y de servicios.

En estos días, la situación de las Cooperativas de ahorro y crédito cambia, Hacienda busca la fórmula para incorporar el cooperativismo de ahorro a los procedimientos fiscales aplicables a las empresas privadas en lo general, Sociedades Anónimas, ambos grupos pelean por ubicar su posición haciéndola válida, las cooperativas Barloventean en su relación con el fisco, no encuentran la fórmula para navegar, recalar a puerto seguro. ¿Naufragarán? ¿Sabrán barloventear? ¡AGUAS!

Febrero 13 del 2018            lmwolf@prodigy,net.mx                  Luis martinez Wolf

Dejar respuesta