Automedicarse por un dolor físico sólo ocultaría una enfermedad real

0
25
  • México.- Automedicarse para calmar cualquier síntoma de dolor leve, moderado o severo puede ocultar una enfermedad que podría evolucionar y complicarse gravemente, por lo que es importante acudir al médico para que determine la causa, los análisis y tratamientos adecuados.

    Así lo expuso el jefe de la Unidad de Servicio de la Clínica para el Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital General, Miguel Jiménez Olvera,  quien explicó que cualquier dolencia es sólo un síntoma de alarma que se valora de acuerdo con su intensidad en una escala de cero a 10, donde a partir de siete es extremo.

    En entrevista para UNAM Global, indicó que en diferentes padecimientos se presentan dolores con esas características de intensidad, como es el caso de la cefalea en racimos, que se caracteriza por un dolor muy intenso que incapacita a la persona y la obliga a recostarse.

    Otros casos, mencionó, son las fracturas de cualquier hueso, desde el fémur, las vértebras, las costillas, donde en su etapa más aguda suelen causar un dolor muy intenso.

    También están los distintos tipos de cáncer, donde los tumores de metástasis causan un dolor tan intenso que incluso requieren manejo de analgésicos muy poderosos, abundó el especialista.

    Expuso que las neuralgias cráneo-faciales, como la del trigémino y glosofaríngeo, son enfermedades menos comunes pero que provocan un dolor muy intenso. “Es llamado el dolor del suicida, porque no se puede vivir padeciéndola”.

    Refirió que en la Clínica del Dolor del Hospital General, las principales causas de consulta están relacionadas con enfermedades neoplásicas o tumores, padecimientos degenerativos como lumbalgia, dorsalgia, problemas degenerativos de la cadera, rodilla y hombro.

    Asimismo, anotó, existen problemas de tipo metabólico, sobre todo los asociados a diabetes mellitus, las neuralgias cráneo-faciales, y con menos frecuencia los dolores vasculares como la insuficiencia arterial de diferentes etiologías o problemas de tipo venoso.

    “No debemos automedicarnos, siempre que tenemos un dolor debemos acudir al médico para que identifique cuál es la causa, y de acuerdo con estudios previos, determine el diagnóstico y así establezca el tratamiento adecuado”, puntualizó.

Dejar respuesta