¿Por qué nos dan espasmos al quedarnos dormidos?

0
24

Estás en la cama después de un duro día de trabajo, te quedas dormido casi de forma inmediata, y de pronto, sin venir a cuento, tu cuerpo sufre un espasmo que incluye una patada al aire. Te despiertas (o lo que es peor despiertas a tu pareja) atolondrado, compruebas que no te estabas cayendo por una escalera abajo y te vuelves a dormir. ¿Te suena el episodio? Es completamente normal. A estos espasmos, que según las estadísticas experimentan hasta un 70% de los humanos, se les conoce como sacudidas hípnicas.

Este fenómeno involuntario recibe ese nombre en referencia al estado hipnagógico, que es el periodo transicional entre la vigilia y el sueño durante el que algunas personas incluso experimentan alucinaciones. Para los amantes de la etimología, añadir que el término proviene del griego:hypn “sueño” + agōgos “inducir”.

Por lo que puedo leer, estos espasmos musculares pueden suceder de forma espontánea o bien inducidos por algún sonido, luz u otro estímulo externo. Como he dicho, algunas personas afirman haber sentido sacudidas hípnicas acompañadas de alucinaciones (como ver luces brillantes o escuchar fuertes estruendos que solo están en tu cabeza), sueños y la familiar sensación de caerse.

Las sacudidas del inicio del suelo probablemente afectan a todo el mundo, no solo al 60 o 70% que sugieren algunos estudios. Lo más probable es que los que refieren no haberlo experimentado jamás es simplemente porque no lo recuerdan, ya que en muchas ocasiones son leves y no llegan a hacer que uno se despierte.

Algunos científicos creen que existen ciertos factores que pueden incrementar la frecuencia y el nivel de las sacudidas hípnicas. Entre ellos se encuentran el estrés, la ansiedad, la fatiga, la cafeína, la actividad física intensa o el ejercicio al atardecer y la privación del sueño. No obstante no existen trabajos científicos concluyentes sobre el asunto en cuestión.

Y en cuanto a la pregunta del millón: ¿por qué suceden? Me temo que los científicos no tienen una respuesta clara, aunque existen algunas teorías interesantes. Una de ellas sostiene que las sacudidas hípnicas forman parte natural de la transición corporal entre la vigilia y el sueño, y que se dan cuando los nervios “fallan” durante el proceso.

Otra idea que goza de popularidad se acerca al fenómeno desde un enfoque más evolutivo, al explicar los espasmos como un reflejo ancestral que proviene de nuestros antepasados primates. Esta teoría sostiene que cuando relajamos los músculos al caer presas del sueño, nuestro cerebro interpreta incorrectamente esta señal tomándola como un indicativo de que (el primate que fuimos) se está cayendo de un árbol, lo cual provoca la rápida reacción muscular que llamamos sacudida hípnica.

Si te ocurren de tanto en tanto no hay nada de que preocuparse, como hemos visto es una reacción completamente normal. Sin embargo, si las propias sacudidas o la ansiedad que te provocan hacen que tu sueño se interrumpa de forma significativa, deberás hablarle de tus preocupaciones sobre el tema a un especialista en el sueño.

Dejar respuesta