Estilo de vida, estrés y no dormir bien, son condicionantes del sobrepeso

0
44

Factores sociales y ambientales como el estilo de vida, además de los genes, son responsables del sobrepeso; estrés, no dormir lo suficiente, pueden afectar el equilibrio interno del cuerpo y contribuir al sobrepeso.

Existen otras causas que influyen, como el mal funcionamiento de las glándulas endocrinas o ciertos medicamentos que incrementan el apetito y disminuyen el proceso metabólico, explicó el coordinador de Nutrición y Dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, Raúl Ávila Flores.

La diabetes, presión arterial alta, enfermedades cardiacas, accidentes vasculares y cálculos biliares son algunos de los principales complicaciones de salud asociados a la obesidad; cuando más alto es el índice de masa corporal, mayores probabilidades habrá de enfermarse.

Las afectaciones a la salud por el exceso de peso son preocupantes, pues los expertos aseguran que el sobrepeso y la obesidad pueden restarle años de vida y hablan de un aumento de la mortalidad entre un 20 y el 40 por ciento en personas de mediana edad con sobrepeso.

Por otra parte, perder peso puede hacerlo sentir mejor, tanto física como emocionalmente y ayuda a vivir más saludable; además de que en personas que presentan enfermedades como hipertensión arterial, estudios han demostrado que la pérdida de peso, permite reducir  la toma de medicamentos y en algunos casos hasta suspenderlos.

La mayoría de las personas con obesidad  o sobrepeso intentan una y otra vez hacer dietas, pierden algunos kilos pero luego los recuperan con facilidad cuando dejan de cuidarse; es por ello que los consejos de un profesional pueden ayudar para saber cuánto peso necesitan perder y cuánto de ese peso es necesario mantener, por ello es importante acercarse a la unidad de medicina familiar correspondiente (UMF) y  consultar a su médico antes de iniciar una dieta adecuada.

Por último, Ávila Flores señaló que es importante determinar cuántas calorías por día debe consumir y sobre esa base organizar los menús; también es clave iniciar algún tipo de actividad física para contrarrestar la desaceleración metabólica causada por la reducción de calorías.

Dejar respuesta