Segunda venida. ¿Apocalíptica o con venturanzas?

Por: Luís Martínez Wolf

0
22

Barloventeando

           Por causa del cambio climático y la consecuente alteración meteorológica, recibo mucho mensaje apocalíptico, algunos manifiestan que todo lo malo que sucede en el mundo, es el anuncio juanista o apocalíptico de la segunda venida o llegada del señor, pienso que la expresión correcta es venida, pues vendrá por segunda ocasión el señor y los exegetas maletas, normalmente protestantes, ven en todo un anuncio. Les llamo maletas por que me parece una estupidez que Cristo necesite anunciarse con sodomías, pederastias de sus representantes, crímenes, hambre, desnutrición infantil y catástrofes meteorológicas.

A pesar de que mando a spam indeseable toda clase de cadenas, algo tiene mi PC que le caen toda clase de cadenas religiosas Judiófobas, las mas antipáticas de todas, aquellas que pretenden demostrar la amistad y nos dan procedimientos de superación, en las cuales, los únicos que se superan económicamente, son quienes venden las cadenas elaboradas, a las cadenas mercenarias cibernéticas. Buena chamba y bien pagada pues abundan los incautos, los que piensan en la amistad afirmada cibernéticamente.

Con la aparición de un libro antijudío, al estilo de “Los Protocolos de los Sabios de Sión” y el “Judío Internacional”, un escritor católico Argentino de origen italiano, como casi todos, (me niego a dar el nombre de autor y obra para no hacerle propaganda), arremete contra los judíos haciéndoles culpables de todos los problemas que aquejan a la humanidad, por supuesto, entre otros pecadillos la muerte de Cristo. Grave, muy grave que se pretenda enjuiciar y condenar, a una raza o grupo religioso que no han cometido mayor falta que defenderse de los gentiles, esos católicos que tienen dos milenios tratando de acabar con los descendientes de Abraham y no han podido.

A mi me tienen sin mayor alarma, los sacerdotes pederastas la santa madre Iglesia Católica, Apostólica y Vaticana, con poco que se investigue entenderemos que en toda organización o grupo hay delincuentes de toda laya, en el oficio sacerdotal se pueden encontrar ejemplos que escandalizan, por que en teoría estos anormales sujetos deben vivir en un mundo irreal, la represión sexual del anormal mundo en que viven, crea esos monstruos que tanto han dado que hablar, no de hoy, al través de milenios, tenemos papas asesinos, sodomitas, pederastas, guerreros y otras muchas bellas cualidades, baste recordar a la simpática familia de los Borgia para calificar a los curas. Contra ellos se rebelaron San Francisco de Asís y Lutero, uno buscando la humildad y otro combatiéndolos por lujuriosos hedonistas.

Promueve la iglesia otro libro antijudío, ellos son buenos por que representan a un ser que no tiene culpa alguna de los “pecadillos” que cometen los reprimidos sacerdotes, resuelto con cortina de humo   ¡AGUAS!

Octubre 19 del 2017    lmwolf@prodigy.net.mx    Luís Martínez Wolf

Dejar respuesta