¿Cuál es el futuro del IPE ?

0
28

ESPACIO CIUDADANO

¿Cuál es el futuro del IPE ?

Jorge E. Lara de la Fraga.

“No te alejes de aquello que preocupa a tu mente y a tus sentimientos…”

El pasado 6 de julio del presente la Comisión Especial para estudiar y proponer alternativas sobre el IPE, integrada por diputados de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado, convocó a una reunión general a representantes del gobierno, a dirigentes sindicales, a agrupaciones civiles, jubilados e invitados especiales para presentarles una primera versión del diagnóstico de la situación del instituto pensionario, con el propósito de que en tal sesión se enriqueciera con las aportaciones, ideas y sugerencias de todos los presentes. En la intervención respectiva hubo coincidencias y divergencias, desde la posición cómoda de que el Consejo Administrador permanezca como está, porque sus miembros tienen mucha experiencia y conocen a fondo la problemática, la cual propició una significativa oposición, prevaleciendo la propuesta de renovar y democratizar dicho Consejo.

Entre las opiniones e ideas que campearon en ese encuentro incluyente destaco aquellas que apuntan a fortalecer el patrimonio del IPE: la basificación del personal que colabora en dependencias oficiales estatales y municipales de manera eventual o bajo contrato y que no cotizan en el organismo, el incremento de la edad jubilatoria, la optimización operativa del Instituto, el mejoramiento de los servicios de hotelería y la consecuente mejoría en las ganancias de esos inmuebles, el incremento de préstamos a los derechohabientes a corto plazo para generar intereses y el pago de las deudas o pendientes oficiales que han afectado los fondos de la reserva técnica.

Habrá que destacarse que en esa importante reunión no estuvo la representación del gobierno estatal, pues brillaron por su ausencia tanto la Secretaria de Finanzas como el Titular del IPE, los cuales -entre otras cosas- deberían haber explicado o detallado las condiciones específicas de emergencia en que se encuentra el organismo y la probable solución al complicado asunto. En tanto todo ello queda en suspenso, la opinión generalizada de los que estuvieron presentes y de los múltiples interesados ausentes es que el Gobierno del Estado siga siendo el elemento responsable primordial para salvaguardar al modelo solidario existente y que para nada vislumbre como una vía de escape las famosas y perversas cuentas individualizadas .

Antes de culminar mi comentario con unas interrogantes, anhelo incorporar unos puntos concretos que me aportó un buen amigo y colega en una charla, donde versamos sobre el tópico pensionario y que considero pueden ser de utilidad a la citada Comisión Especial de la H. Legislatura. Dicho conciudadano enlistó lo siguiente: Conformar un equipo interdisciplinario de especialistas para llevar al cabo un análisis integral del IPE a fin de derivar alternativas de solución(legistas, actuarios, administradores de empresas, contadores, abogados); disponer de toda la información sobre el asunto (patrimonio inmobiliario, reserva técnica, fondos disponibles, deudas, cuentas bancarias, estadísticas actualizadas del personal en activo y de los pensionados y jubilados, así como de los gastos de operación y rezagos)para proporcionársela al equipo de especialistas; el cónclave interdisciplinario tendrá que emitir un dictamen objetivo, realista e imparcial, apuntando las acciones en lo concerniente a los rubros jurídico-normativo, técnico-administrativo, económico-patrimonial y otros colaterales, así como precisar los lapsos cronológicos respectivos(a corto, mediano y largo plazo). Considero que con tal proceder lógico la Comisión Especial Legislativa podrá cimentar mejor la encomienda que tiene bajo su responsabilidad.

Me resisto a quedarme con ciertas incertidumbres sobre el debatido problema, por ello pregunto: ¿A un cuarto del sexenio yunista(6 meses), hasta dónde quiere llegar el gobierno estatal para superar la problemática existente?; ¿Existe la voluntad política para realizar una reforma a fondo del IPE?; ¿La intención subyacente es proporcionarle un poco de oxígeno y ajustes epidérmicos al enfermo?; ¿Existe un documento formal que plantea una solución vía cuentas individuales?… Así que estimados lectores, hay que estar muy atentos al devenir de las cosas y no cruzarse de brazos (especialmente los trabajadores activos).

Atentamente


Profr. Jorge E. Lara de la Fraga

 

 

 

Dejar respuesta